Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

LA PASTORA MARCELA.

LA MUJER  EN EL QUIJOTE.

 Es posible que el título dado al tema sea algo pretencioso si se supone que en el mismo vamos a hacer un estudio monográfico y exhaustivo  del mismo, viendo los diversos y a veces contradictorios conceptos  que el Quijote tiene de la mujer. En realidad lo que haremos será poner un conjunto de textos  de los que nunca se podría prescindir a la hora de querer hacer tal estudio.

            Antes de presentar ningún  texto advertir que los mismos están tomados de una versión facsímil por lo que la ortografía es la propia de la época de Cervantes que tiene grandes diferencias con la actual.

 EL ENTIERRO DE CRISÓSTOMO Y LA PASTORA MARCELA

PRIMER TEXTO: Proclamación de la libertad de la mujer y su verdadera belleza.

Mas apenas la  hubo visto a (Marcela)  Ambrosio, quando  con  muestras de ánimo indignado le dixo :

            ¿Vienes á ver por ventura,  ó fiero basilisco destas montañas, si con tu presencia vierten sangre las heridas deste miserable á quien tu crueldad quitó la vida, ó vienes á ufanarte en las crueles hazañas de tu condición, ó á ver desde esa altura, como otro despiadado Nero  el incendio de su abrasada Roma, ó á pisar arrogante este desdichado cadáver, como la ingrata hija al de su padre Tarquinio? Dinos presto  á que vienes...

            No vengo, ó Ambrosio, á ninguna cosa de las que has dicho, respondió Marcela, sino á volver por mí misma, y á dar a entender quan fuera de razón van todos aquellos que de sus penas y de la muerte de Grisóstomo me culpan: y así ruego  á todos los que aquí estais me esteis atentos...

  UNA MARAVILLOSA VISIÓN QUE DICE EL TEXTO.

          Hízome el cielo, segun vosotros decis, hermosa, y de tal manera, que sin ser poderosos á otra cosa, á que ameis os mueve mi hermosura, y por el amor que me mostrais, decis que aun quereis, que esté yo obligada á amaros. Yo conozco con el natural entendimiento que Dios me ha dado que todo lo hermoso es amable; mas no alcanzo que por razon de ser amado, esté obligado lo que es amado por hermoso á amar á quien le ama: y mas, que podria acontecer que el amador de lo hermoso fuese feo, y siendo lo feo digno de ser aborrecido, cae muy mal el decir: quiérote por hermosa, hasme de amar aunque sea feo. Pero puesto caso que corran igualmente las hermosuras, no por eso han de correr iguales los deseos, …y segun yo he oido decir, el verdadero amor no se divide, y ha de ser voluntario y no forzoso. Siendo esto así, como yo creo que lo es ¿ porque quereis que rinda mi voluntad por fuerza obligada no mas de que decis que me quereis bien?

            Si no, decidme ¿ si como el cielo me hizo hermosa me hiciera fea, fuera justo que me quexara de vosotros porque no me amábades? Quanto mas, que habeis de considerar, que yo no escogi la hermosura que tengo, que tal qual es, el cielo me la dio de gracia sin yo pedilla ni escogella: y así como la vívora  no merece ser culpada por la ponzoña que tiene, puesto que con ella mata, por habérsela dado naturaleza, tampoco yo merezco ser reprendida por ser hermosa, que la hermosura en la mujer honesta es el fuego apartado, ó como la espada aguda, que ni él quema, ni ella corta á quien á ellos se acerca. La honra y las virtudes son adornos del alma sin las cuales el cuerpo, aunque lo sea, no debe parecer hermoso: pues si la honestidad es una de las virtudes que al cuerpo y al alma  más adornan  y hermosean , ¿ por que la ha de perder la que es amada por hermosa, por corresponder á la intención de aquel  que por solo su gusto con todas sus fuerzas é industrias procura la pierda?

            Yo nací libre , y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos: los árboles de estas montañas son mi compañia , las aguas claras de estos arroyos mis espejos con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado, y espada  puesta  léxos.

            A los  que  he enamorado con la vista he desengañado con palabras: y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna á Grisóstomo ni á otro alguno, el fin  de ninguno de ellos , bien se puede decir, que ántes le mató su porfía que mi crueldad…El cielo aun hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo de amar por elección es escusado…Si yo conservo mi limpieza con la compañia de los árboles ¿porque ha de querer que la pierda el que quiere que la tenga con los hombres?…

   LA RAZÒN DE LA PASTORA.

         La conversación honesta de las zagalas de estas aldeas,y el cuidado de mis cabras me entretiene: tienen mis deseos por término estas montañas, y si de aquí salen , es a contemplar  la hermosura del cielo, pasos con que camina el alma á su hermosura primera…Y en diciendo esto, sin querer oir respuesta alguna, volvió las espaldas, y se entró por lo mas cerrado de un monte que allí cerca estaba, dexando admirados tanto de sus discreción como de su hermosura á todos los que allí estaban..

            Lo qual visto por Don Quixote, pareciéndole que allí venia bien usar de su caballeria á las doncellas menesterosas, puesta la mano en el puño de su espada en altas é inteligibles voces   dixo: ninguna persona de qualquiera estado y condición que sea, se atreva á seguir á la hermosa Marcela, so pena de caer en la furiosa indignación mía.Ella ha mostrado con claras y suficientes razones la poca ó ninguna culpa que ha tenido en la muerte de Crisóstomo…a cuya causa es justo que en lugar de ser seguida y perseguida, sea honrada y estimada de todos los buenos del mundo, pues muestra que en él ella es sola la que con tan honesta intención vive.»( Cap.14, P I.)

TODO LO BELLO ES AMABLE.

COMENTARIO.

 El texto anterior  contiene diversos aspectos que conviene destacar:

            La frase: “todo lo hermoso es amable” coincide con la idea  escolástica de los trascendentales del ser entre los cuales se encuentra el «pulchrum» la belleza, algo que Marcela dice conocer por «la inteligencia que Dios le ha dado».

            .» El amor con amor se paga» tiene una amplia tradición en la ascética y mística cristiana aplicado al amor de Dios. Ya nos lo recuerda San Juan cuando nos dice que «no es que nosotros  amemos a Dios sino que El nos amó primero. « ( 1ªJuan. 4,10),y San Pablo,» me amó y se entregó a la muerte por mi»( Gál. 2,20) Precisamente la espiritualidad española del siglo XVI tan centrada en el amor consideraría una aberración no admitir tal principio, una buena muestra de ello nos la da San Juan de Avila en su «Tratado sobre el Amor de Dios»

            El aforismo «amor con amor se paga» fue también objeto de tratamiento en la literatura, en la Celestina XV,  Melibea, habla de la obligación de corresponder al amor, también Petrarca  en Rerum memorandum, III,11,52, pero Cervantes rechaza tal obligatoriedad en la Galatea, III, f. 164.

            En el discurso de Marcela aparece  la idea de que la honestidad y las virtudes son las que hacen a la mujer realmente hermosa y « completa» como persona, idea que aparece en la novela intercalada del Curioso Impertinente que citamos en el segundo texto.

            A su vez el discurso de Marcela rechaza que la belleza sea lo más importante en la mujer, y a su vez que la belleza sea el motivo principal de la valoración de la mujer.

            El discurso proclama la grandeza de la libertad,» Yo nací libre , y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos:», también  la libertad de la mujer, y de forma especial, la libertad para escoger estado que Marcela quiere conservar con la forma de vida que lleva. Cervantes reitera en distintas ocasiones el valor de la libertad en los más diversos ámbitos..

            Marcela defiende  su libertad para vivir virgen, sin necesidad de irse a ningún monasterio ni vivir como «recogida», afirmando que no está dispuesta a perder esta libertad  sólo porque se hayan enamorado de su hermosura. En caso de que rechazase el matrimonio por considerar que éste le hacía perder su « honestidad» podría pensarse de que está valorando ésta más que el matrimonio, pero nótese que ella lo que no encuentra justificado es perder la libertad de vivir como ella elija, sólo porque alguien se sienta atraido por su belleza corporal.

            El motivo religioso de la elección de Marcela,  aparece claramente en la frase en la que afirma que la conversación con las pastoras, el contacto con la naturaleza «son pasos que encaminan al alma á su hermosura primera», aludiendo al estado de «naturaleza pura» en la que el hombre, según la doctrina católica, fue creado y que perdió por el pecado de los primeros padres. (Cf. Genesis 3,23).

            Desde el punto de vista literario puede estar recordando la Oda a la noche serena de fray Luis de León: «Morada de grandeza / templo de claridad y hermosura, / mi alma que a tu alteza / nació, ¿qué desventura / la tiene en esta cárcel, baja, escura? Obras, II, pp. 758-760.

            Marcela después de su autodefensa desapareció dejando a todos admirados de su discreción y belleza.» Estas palabras nos traen a la mente  el texto de (Judit, 10, 14).»Y  después de escuchar sus palabras, viendo su rostro se quedaron todos  estupefactos, admirando su belleza»

        Don  Quijote, tras la visión y el discurso de Marcela, se sintió afectado pensando que su defensa era algo que le atañía como caballero andante, siendo «la única que en el mundo vive con esta honesta intención.»

 ¿LOS VALORES DE LA MUJER ?

SEGUNDO TEXTO. Una idea de la inferioridad de la mujer con respecto al hombre  y el medio para alcanzar la perfección  que le falta.

«Mira que no  hay joya en el mundo que tanto valga como la muger casta y honrada, y que todo el honor de las mugeres consiste en la opinión buena que dellas se tiene: y pues la de tu esposa es tal que llega al extremo de bondad que sabes ¿para que quieres poner esta verdad en duda? mira,amigo, que la muger es animal imperfecto, y que no se le han de poner embarazos donde  tropiece y caiga, sino quitárselos y despejalle el camino de cualquier inconveniente, para que sin inconveniente corra ligera á alcanzar la perfección que le falta, que consiste en el ser virtuosa.

            La honesta y casta muger es arminio, y es mas que nieve y blanca la virtud de la honestidad, y el que quisiere que no la pierda, antes la guarde y conserve, ha de usar de otro articio diferente que con el arminio se tiene, porque no le han de poner delante el cieno de los regalos y servicios de los inoportunos amantes, porque quizá, y aun sin quizá, no tiene tanta virtud y fuerza natural, que pueda por si mesma atropellar y pasar por aquellos embarazos: y es necesario quitárelos y ponerle la limpieza de la virtud y la belleza que encierra en sí la buena fama.

            Es asímesmo la buena muger como espejo de cristal luciente y claro; pero está sugeto á empañarse y oscurecerse con cualquier aliento que le toque: hase de usar con  la honesta muger el estilo de las reliquias, adorarlas y no tocarlas: hase de guardar y estimar la muger buena , como se guarda y estima un hermoso jardín que está lleno de flores y rosas, cuyo dueño no consiente que nadie le pasée, ni manosée, basta que dexde lexos por entre verjas de hierro gocen de su fragancia y hermosura.           

Finalmente quiero decirte unos versos que se me han venido a la memoria, que los oí en una comedia moderna, que me parece que hacen al propósito de lo que vamos tratando. Aconsejaba un prudente viejo á otro padre de una doncella, que la recogiese, guardase y encerrase, y entre otras razones le dixo estas:  Es de vidrio la muger;/pero no se ha de probar,/si se puede o no quebrar,/porque todo podría ser/.Y es más fácil el quebrarse,/y no es cordura ponerse /á peligro de romperse/ lo que no puede soldarse/. Y en esta opinión esten/ todos, y en razón la fundo,/que si hay Dánaes en el mundo,/hay pluvias de oro tambien. ( Cap.33. Parte I. )

 ¿ BONITA CABEZA PERO SIN SESO ?”

COMENTARIO.

La primera parte del texto, nos da una visión de la mujer, que hoy se consideraría inaceptable.  Dice de ella y no del hombre, cosas como estas» que todo  el honor de las mujeres consiste en la opinión que se tenga de ellas», parece que  el honor habría que entenderlo desde el punto de vista de los que los otros piensan, no desde el punto de su ser objetivo

                        Otra frase aún más dura: “la muger es un animal imperfecto» opinión que proviene de la tradición aritotélica ( Cf. Arist. De animalium, lib. 3; De generatione animalium LI. cap. 2 y 14) y es recogida, un tanto retocada por la escolástica y Santo Tomás de Aquino, cuya doctrina podemos resumir en el asunto que  tocamos en tres puntos:

            a.) Las mujeres son biológicamente inferiores. Siguiendo la visión de la procreación de Aristóteles, Aquino creía que una mujer nace por algún defecto en el proceso de generación.Una mujer es un hombre defectuoso. El estado biológicamente secundario es también claro por la creencia de que la semilla masculina contiene el poder de reproducción. La madre solo proporciona un vientre para la formación del nuevo  ser.

            b.) Las mujeres son socialmente inferiores .Una mujer está sometida al hombre por naturaleza, pues aunque la razón humana de algún modo esté presente tanto en los hombres como en las mujeres, sin embargo predomina en el varón.

            c.)Las mujeres son creadas como dependientes de los hombre.  El hombre fue creado primero.Aunque tanto los hombres como las mujeres somos imagen de Dios en cuanto a nuestra naturaleza intelectual el hombre es imagen de Dios en un sentido especial. ( Cf In II sent. 20,2, 1, 1; De verit. 5, 9 ad 9;(Summa theol. ps. II tr. 13 q. 82 m 2 obj. 1)

            La discusión sobre la mujer está de moda en la España del siglo XV. La tendencia misóginaestá presente en obras como Reprobación del amor mundano del Arcipreste de Talavera, la Repetición de amores de Luis de Lucena, en discursos elocuentes como el que pronuncia Sempronio en el primer acto de la Celestina, y en la poesía como la de Pedro Torrellas.

            Frente a ello, son numerosos, en el siglo XV, los tratados en los que se formula una defensa de las hijas de Eva, como Triunfo de las donas (Juan Rodríguez del Padrón), Tratado en defensa de virtuosas mugeres (Diego de Valera), Libro de las virtuosas e claras mugeres (Don Alvaro de Luna), Libro de las mugeres ilustres (Alonso de Cartagena; texto perdido), Jardín de nobles donzellas (Fray Martín de Córdoba). El siglo XV ofrece así una controversia que se despliega en los distintos géneros literarios.

            Sin embargo estos autores defensores de la mujer, basan su defensa en que la mujer tiene más capacidad que el hombre para ser casta, fiel y honesta que el hombre.

 Vemos que el texto subraya que la perfección la alcanza la mujer precisamente en ser virtuosa, entendiendo por virtud básicamente el ser fiel a su marido, honesta y casta, algo que sin embargo debido a su debilidad innata no le resulta fácil lograr, por lo que lo mejor es no someterla a prueba, pues lo más seguro es que terminará no superándola. Así lo expresan los versos citados por Lotario y toda la novela intercalada del Curioso impertinente.

                        La perfección que le falta tiene que lograrla siendo virtuosa;  por lo que la misma es una perfección en todo caso moral y por lo que se ve, moral desde el punto de vista de la fidelidad en el matrimonio, nada la hará perfecta ni equilibrada en el plano de su ser pues es por naturaleza un ser imperfecto.  O como decía Aristóteles : Un varón frustrado. En el plano sexual es tan débil que no será capaz de guardar fidelidad si se la requiebra, porque su fuerza natural es muy pequeña.

EN TRAJE DE GALA.

TERCER TEXTO: Sobre la condición de las mujeres.

 » Tres leguas de este valle está una aldea,…en la qual había un labrador muy honrado, y tanto, que aunque es anexo al ser rico el ser honrado, mas lo era él por la virtud que tenía, que por la riqueza que alcanzaba; mas lo que le hacía mas dichoso, según él decía, era tener una hija de tan extremada hermosura, rara discreción, donayre y virtud, que el que la conocía, y la miraba, se admiraba de ver las extremadas partes con que el Cielo y la naturaleza la habian enriquecido… Guardábala su padre, y guardábase ella, que no hay candados, guardas ni cerraduras que mejor guarden á la doncella, que las del recato propio. La riqueza del padre y la belleza de la hija, movieron á muchos…á que se la pidiesen…y entre los muchos , que tan buen deseo tenian fui yo uno, á quien dieron muchas y grandes esperanzas de buen suceso conocer que el padre conocía quien yo era,el ser natural del mismo pueblo, limpio en sangre, en edad floreciernte, en la hacienda muy rico, y en el ingenio no ménos acabado.

            Con todas estas mismas partes la pidio tambien otro, del mismo pueblo que fué causa de suspender y poner en balanza la voluntad del padre… y por salir de esta confusión, determinó decírselo á Leandra ( que asi se llama la rica, que en miseria nos tiene)…Llámase mi competidor Anselmo, y yo Eugenio, por que vais con noticia de los nombres de las personas , que en esta tragedia, se contienen…

            En esta sazon vino á nuestro pueblo un Vicente de la Rosa, hijo de  un pobre labrador del mismo Lugar, el qual Vicente venia de las Italias, y de otras diversas partes de ser soldado…Este soldado pues, que aqui he pintado, este Vicente de la Rosa, este bravo, este galan, este músico, este poeta, fué visto y mirado muchas veces de Leandra…

Enamoróla el oropel de sus vistosos trages, encantáronla sus romances,… llegaron á sus oidos las hazañas que él de sí mismo había referido, y finalmente el diablo lo debia tener ordenado, ella se vino á enamorar dél...y como en los casos de amor no hay ninguno que con mas facilidad se cumpla, que aquel que tiene  de su parte el deseo de la dama, con facilidad se concertaron Leandra y Vicente… ausentándose de la aldea con el soldado..

            .Admiró el suceso á toda la aldea…: yo quedé suspenso, Anselmo atónito, el padre triste, sus parientes afrentados, solicita la Justicia, los quadrilleros listos:..al cabo de tres dias halláron á la antojadiza Leandra en una cueva de un monte, desnuda en camisa, sin muchos dineros y preciosisimas joyas que de su casa habia sacado…

            Contó tambien , como el soldado, sin quitarle su honor, le robó quanto tenia, y la dexo en aquella cueva, y  fué suceso que de nuevo puso en admiración á todos. Dificil, señor, se hizo creer la continencia del mozo, pero ella lo afirmó con tantas véras, que fuéron parte para que su padre se consolase, no haciendo cuenta de las riquezas que le llevaban, pues le habian dexado á su hija con la joya, que si una vez se pierde, no dexa esperanza de que jamas se cobre.

            El mesmo dia que apareció Leandra, la desapareció su padre de nuestros ojos, y la llevó á encerrar en un monasterio…

            Los pocos años de Leandra sirvieron de disculpa de su culpa, aloménos con aquellos que no les iba algun interes en que ella fuese mala ó buena; pero los que conocian su discreción, y mucho entendimiento, no atribuyeron á ignorancia su pecado, sino á su desenvoltura, y á la natural inclinación de las mugeres, que por la mayor parte suele ser desatinada y mal compuesta.

            Encerrada Leandra, quedaron los ojos de Anselmo ciegos…los mios en tinieblas, sin luz…Anselmo, el qual teniendo tantas cosas de que quexarse, solo se quexa de ausencia...yo sigo otro camino mas fácil, y á mi parecer el mas acertado, que es decir mal de la ligereza de las mugeres, de su inconstancia, de su doble trato, de sus promesas muertas, de su fe corrompida, y finalmente del poco discurso que tienen en saber colocar sus pensamientos , é intenciones que tienen: y esta es la razón que dixe á esta cabra quando aquí llegué, que por ser hembra, la tengo en poco, aunque es la mejor de todo mi apero.»»( Cap. 51.Parte I)

 

LA MEJOR CABRA DE TODO MI APERO.

COMENTARIO.

 Empieza el capítulo con un verso: Tres leguas en este valle está una aldea.

            Habla del labrador haciendo un juego de palabras utilizando en doble sentido la palabra honrado. Honrado como digno de honor,  de respeto social, esta honradez nace de la riqueza; y honrado como moralmente bueno. Esta honradez nace de la virtud, a pesar de ser rico. Podrían estar implicitas las palabras de Jesús: « En verdad os digo que dificilmente entrará un rico en el Reino de los Cielos, es más dificil que un rico entre en el Reino de los Cielos, que un camello por el ojo de una aguja» Cf. Mateo Cap. 19,23-24)

            Juega asimismo  con las palabras, al describir las cualidades que tenía su hija :» que el la conocia, y la miraba, se admiraba» Estas cualidades dice que provenian de Dios, o el Cielo, con mayúscula y la naturaleza.

            En las palabras en las que se menciona que la mejor guarda es « que las del recato propio» se glosa una canción que dice: , Madre la mi madre/ guarda me poneis/ si yo no me guardo/ mal me guardareis. Cervantes glosa esta canción popular en La entretenida f. 189 y en el Celoso extremeño. ff.149V 150 V.

            El texto seleccionado nos resume esta preciosa novela intercalada por Cervantes que tiene de interés presentarnos otra vez determinados juicios acerca de la mujer. Éstos juicios  son otra vez  negativos se habla de que en los casos de amor no hay ninguno que con mas facilidad se cumpla, que aquel que tiene  de su parte el deseo de la dama. Vuelve nuevamente a salir la idea de que la honestidad es lo que hace a la mujer valiosa: pues al no haber sido violada sirvió  para que su padre se consolase, no haciendo cuenta de las riquezas que le llevaban, pues le habian dexado á su hija con la joya, que si una vez se pierde, no dexa esperanza de que jamas se cobre.

             Cervantes aquí,  y en los textos anteriores, hace juicios sobre la mujer que pueden ser los propios de la  época, él  los transmite y no los corrige, ni los matiza en ningún aspecto.

            Estos juicios que tienen como base la actuación de la mujer en casos concretos, se elevan a un plano general todas las mujeres, dice también el texto: ...yo sigo otro camino mas fácil, y á mi parecer el mas acertado, que es decir mal de la ligereza de las mugeres, de su inconstancia, de su doble trato, de sus promesas muertas, de su fe corrompida, y finalmente del poco discurso que tienen en saber colocar sus pensamientos ,  é intenciones que tienen.

            Es significativo  cómo el cabrero al comparar a la mujer  como una cabra diga que  por ser hembra la « tengo en poco» por más que  acabe calificándola como   »  la mejor de todo mi apero»,. Tal calificación a simple vista es una nueva descalificación de la mujer, aunque en el fondo lo que está haciendo es salvándola, pues por esta« cabra loca» tanto Anselmo, como él, andan  perdidos.

 CUARTO TEXTO: Sobre el mito de la belleza de la mujer.

  …Quedé yo viuda, y desamparada, y con hija á cuéstas, que iba creciendo en hermosura como la espuma de la mar…En resolución, desta mi muchacha se enamoró un hijo de un labrador riquísimo, que está en una aldea del Duque mi señor, no muy léjos de aquí. En efecto, no sé como, ni como no, ellos se juntaron, y debaxo de la palabra de ser su esposo burló á mi hija, y no se la quiere cumplir:…

            Querría, pues, señor mío, que vuesa merced tomase á cargo el deshacer este agravio ó ya por ruegos ó ya por armas, pues según todo el mundo dice, vuesa merced nació en él para deshacerlos y para enderezar los tuertos y amparar los miserables, y póngasele á vuesa merced por delante la orfandad de mi hija, su gentileza, su mocedad, con todas las buenas partes que he dicho que tiene, que en Dios y en mi conciencia que de quantas doncellas tiene mi señora, que no hay ninguna que llegue á la suela de su zapato, y que una que llaman Altisidora, que es la que tienen por mas desenvuelta y gallarda, puesta en comparación de mi hija  no la llega con dos leguas: … Y aun mi señora la Duquesa…

            Quiero callar, que se suele decir que las paredes tienen oidos.¿Que tiene mi señora la Duquesa, por vida mía, señora Doña Rodríguez? preguntó Don Quixote. Con ese conjuro, respondió la dueña, no puedo dexar de responder á lo que se me pregunta con toda verdad. ¿Vee vuesa merced, señor Don Quixote, la hermosura de mi señora la duquesa, …? Pues sepa vuesa merced que lo puede agradecer primero á  Dios y luego, á dos fuentes que tiene en las dos piernas, por donde se desagua todo el mal humor de quien dicen los médicos que está llena. ¡Santa María! dixo Don Quijote ¿y es posible que mi señora la duquesa tenga tales desaguaderos? No lo creyera si me lo dijeran frailes descalzos; pero pues la señora Doña Rodríguez lo dice, debe de ser así. Pero tales fuentes y en tales lugares no deben de manar humor, sino ámbar líquido. Verdaderamente que ahora acabo de creer que esto de hacerse fuentes debe de ser cosa importante para salud»( Cap. 48 Parte II)

DULCINEA EN LA MENTE DE DON QUIJOTE.

COMENTARIO

 El texto anterior que narra la historia de la dueña Doña Rodríguez  cuya hija fue seducida por un labrador rico que tras violarla la abandonó y que pide a Don Quijote le ayude a obligar al labrador que cumpla su promesa de matrimonio , pone de manifiesto una vez más lo frecuente que era en la época estas conductas desvela el secreto la belleza de su señora la duquesa, que tiene su origen, además de «en el favor de Dios,» en las incisiones  que le hacen para que salgan de ella» los malos humores. algo por lo que Don Quijote muestra su extrañeza  diciendo »¡Santa María! dixo Don Quijote ¿y es posible que mi señora la duquesa tenga tales desaguaderos? No lo creyera si me lo dijeran frailes descalzos

            Cervantes, por el contrario, se sirve de la chismorrería de la dueña para desmontar el mito de la belleza femenina, tanto hablando de  la duquesa como de  Altisidora, de la que ha dicho:»Porque quiero que sepa vuesa merced, señor mío, que no es todo oro lo que reluce, porque esta Altisidorilla tiene mas de presunción que de hermosura, y mas de desenvuelta que de recogida, ademas que no está muy sana, que tiene un cierto aliento cansado , que no hay sufrir el estar junto a ella un momento.

 MISS MUNDO CORONADA COMO REINA DE LA BELLEZA.

QUINTO TEXTO. Consejos de Don Quijote a los maridos.

 . No se pueden ni deben llamar engaños, dixo Don Quixote, los que ponen la mira en virtuosos fines, y que el de casarse los enamorados era el fin de mas excelencia, advirtiendo, que el mayor contrario que el amor tiene, es la hambre y la continua necesidad , porque el amor es todo alegría, regocijo y contento, y mas quando el amante está en posesión de la cosa amada, contra quien son enemigos opuestos y declarados la necesidad y la pobreza ; y que todo esto decía con intención de que se dexase el señor Basilio de ejercitar las habilidades que sabe, que aunque le daban fama, no le daban dineros, y que atendiese á granjear hacienda…El pobre honrado (si es que puede ser honrado el pobre ) tiene prenda en tener muger hermosa, que quando se la quitan, le quitan la honra y se la matan. La muger hermosa y honrada cuyo marido es pobre merece ser coronada con laureles y palmas de vencimiento y triunfo.

             La hermosura por sí sola atrae las voluntades de quantos la miran y conocen, y como á señuelo gustoso se le abaten las águilas reales y los páxaros altaneros; pero si á la tal  hermosura se le junta la necesidad y estrecheza, también la embisten los cuervos, los milanos y las otras aves de rapiña: y la que está á tantos encuentros firme bien merece llamarse corona de su marido

            Mirad, discreto Basilio, añadió Don Quixote, opinión fué de no sé que sabio, que no habia en todo el mundo, sino una sola muger buena, y daba por consejo que cada uno pensase y creyese, que aquella sola buena era la suya, y así viviría contento.

            Yo no soy casado, ni hasta agora me ha venido en pensamiento serlo, y con todo esto me atrevería á dar consejo al que me lo pidiese, del modo que había de buscar la muger con quien se quisiese casar.

            Lo primero le aconsejaría, que mirase más á la fama, que á la hacienda, porque la buena muger no alcanza la buena fama solamente con ser buena, sino con parecerlo, que mucho mas dañan á las honrras de  las mugeres las desenvolturas y libertades públicas, que las maldades secretas.

            Si traes buena muger á tu casa, fácil cosa sería conservarla, y aun mejorarla en aquella bondad; pero si la traes mala, en trabajo te pondrá el enmendarla, que no es muy hacedero pasar de un extremo á otro. Yo no digo que sea imposible; pero téngolo por dificultoso.

            Oia todo esto Sancho,  dixo entre si: este mi amo, quando yo hablo cosas de meollo y de sustancia suele decir, que podría yo tomar un púlpito en las manos,...y yo digo dél, que quando comienza á enhilar sentencias y dar consejos, no solo puede tomar un púlpito en las manos, sino dos en cada dedo...

            Murmuraba esto algo Sancho, y entreoyólo su señor, y preguntóle ¿que murmuras Sancho?… solo estaba diciendo entre mi, que quisiera haber oido lo que  vuesa merced aquí ha dicho, ántes que me casara, que quizá dixera agora: el buey suelto bien se lame: ¿Tan mala es tu Teresa, Sancho? dixo Don Quixote. No es muy mala , respondió Sancho; pero no es muy buena, a lo menos no es tan buena como yo quisiera.            

            Mal haces, dixo Don Quixote en decir mal de tu muger, que en efecto es madre de tus hijos. No nos debemos nada, respondió Sancho, que tambien ella dice mal de mi quando se le antoja, especialmente quando está zelosa, que entónces, súfrala el mismo Satanas.»( . Cap, 22 Parte II)

 ENTONCES SÚFRALA EL MISMO SATANÁS

COMENTARIO.

 

 Don Quijote pasa a dar un conjunto de consejos a los casados, a pesar de que él se confiesa soltero, gozando del privilegio del dicho de Sancho de que « el buey suelto bien se lame». Verdad es que en el proyecto imaginario de Don Quijote estuvo el casarse con la Princesa imaginada

  Entre los consejos destacan:

– Dejarse de ejercitar habilidades que no produzcan dinero, pues la pobreza y la necesidad son los mayores enemigos del amor..

            La burguesía y las clases medias, deseosas de prosperar,  pensaban  que el camino para el logro de sus propósitos lo primero que habia que hacer era abandonar los oficios «viles», el trabajo manual y ciertas formas de comercio.

            Parece probado  que los españoles no gustaban mucho de   trabajar: «trabajar no es trato de nobles». Ello justifica las palabras del viajero italiano Guicciardini que, al final del siglo XV decía de los españoles: «…Estiman vergonzoso el comercio; la gran pobreza del país no se debe a las cualidades del mismo sino a la vagancia de sus habitantes; mandan fuera las materias primas para que allí las industrialicen; viven en casas miserables y lo que tienen que gastar se lo gastan en ellos mismos o en una mula llevando encima más de lo que queda en casa».

            Otro de los consejos de Don Quijote hacía referencia al cuidado de la mujer:       Cuidar la buena fama de la esposa.

            La esposa hermosa está expuesta a muchos y graves peligros por ello hay que estar atento a librarla de los mismos.

            La mayor parte de estos consejos tienen un fuerte sabor bíblico:

            «Dichoso el marido de una mujer buena: se doblarán los años de su vida. La mujer hacendosa hace prosperar al marido, él cumplirá sus días en paz.

            Mujer buena es buen partido que recibe el que teme al Señor: sea rico o pobre, estará contento y tendrá cara alegre en toda sazón.

            Mujer hermosa deleita al marido; mujer prudente lo robustece; mujer discreta es don del Señor: no se paga un ánimo instruido; mujer modesta duplica su encanto: no hay belleza que pague un ánimo casto.

             El sol brilla en el cielo del Señor, la mujer bella, en su casa bien arreglada « (Eclesiástico, 26,1-4,16-21) «La Mujer virtuosa es corona de su marido» (Proverbios 12,4 y también cap. 31)

ESTA SI QUE ES CARNE DE MI CARNE Y SANGRE DE MI SANGRE…

CONCLUSIÓN:

 Nada  más que decir, estos textos han hablado por sí mismos, es cierto que la interpretación de los mismos debe estar enmarcada en la época en que los mismos se escribieron, así y todo no dejan de ser expresamente negativos,

            Posiblemente el aspecto más positivo que se presenta en el Quijote sobre la mujer sea la de la importancia que se le da a la misma en orden a la realización del varón, y la necesidad que el mismo tiene de ella, Este aspecto que aparece poco explícito en el Quijote se declara de forma implícita  especialmente en el lugar que Dulcinea ocupa en la vida del Caballero Andante , así como en otras historias narradas en el libro.

            Este aspecto que en alguna medida  puede ser eco del texto bíblico: “ no es bueno que el hombre esté sólo démosle una ayuda semejante a él “” por ella dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a él y serán dos en una sola carne” He dicho que es en alguna medida eco del texto bíblico, pues el mismo no puede presentarse como base para el ulterior concepto que la historia ha trasmitido sobre la mujer, todo lo contrario el mismo sería buena base para haber equiparado a la mujer con el hombre en todos los planos.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: COMENTARIO AL CAP. XVIII DEL QUIJOTE.

elcuradellugar.

 NOTA. elcuradellugar  ES TAMBIÉN AUTOR DE LOS SIGUIENTES BLOGS:

2.-quijotediscipulowordpress.com

3.-sanchoamigowordpress.com

4.-bachillersansocarrasco.wordpress.com

5.-elcaballerodelverdegaban.wordpress.com

PUEDE ACCEDER A LOS MISMOS SIN NINGÚN REQUISITO PREVIO.

 

             

Anuncios