Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

CAPITULO XXXIII.- DONDE SE CUENTA LA NOVELA DEL CURIOSO IMPERTINENTE.

 1.-NUMERO 52.

2.-LOCALIZACIÓN. Cap.33.Parte I. Pág 89-94.T.II

3.-TEXTO.

4.-COMENTARIO.

LA NOVELA DEL CURIOSO IMPERTINENTE

 3.-TEXTO.

                    «En Florencia, ciudad rica y famosa de Italia…vivian Anselmo y Lotario, dos caballeros ricos y principales, y tan amigos que por excelencia y antonomasia, de todos los que los conocian, los dos amigos, eran llamados…Andaba Anselmo perdido de amores de una doncella principal y hermosa de lamisma ciudad, hija de tan buenos padres y tan buena ella por sí, que se determinó,… de pedilla por esposa á sus padres, y así lo puso en execucion, y el que llevó la embaxada fué Lotario, y el que concluyó el negocio tan á gusto de su amigo…que no cesaba de dar gracias al cielo y á Lotario, por cuyo medio tanto bien le habia venido… acabadas las bodas y sosegada ya la frecuencia de las visitas y parabienes, comenzó Lotario á descuidarse con cuidado de las idas en casa de Anselmo, por parecerle á él…que no se han de visitar y continuar las casas de los amigos casados de la misma manera que quando eran solteros…es tan delicada la honra del casado, que parece que se puede ofender aun de los mesmos hermanos, quanto mas de los amigos. Notó Anselmo la remisión de Lotario, y formó dél quejas..

            .A todas estas y otras muchas razones que Anselmo dixo á Lotario para persuadille volviese como solia á casa, respondió Lotario con tanta prudencia, discreción y aviso que Anselmo quedó satisfecho de la buena intención de su amigo..

 ANSELMO Y LOTARIO.

           Decia él y decia bien, que el casado, á quien el cielo habia concedido muger hermosa, tanto cuidado habia de tener que amigos llevaba á su casa, como en mirar con que amigas su muger conversaba, porque lo que no se hace, ni concierta en las plazas, ni en los templos, ni en las fiestas públicas, ni estaciones… se concierta y facilita en casa de la amiga….así que en quejas del uno y disculpas del otro se pasaban muchos ratos del dia.

            Sucedió pues, que uno que los dos andaban paseando por un prado fuera de la ciudad, Anselmo dixo á Lotario…:

            ¿ Pensabas amigo Lotario, que á las mercedes que Dios me ha hecho en hacerme hijo de tales padres, como fueron los mios, y al darme no con mano escasa los bienes, asi los que llaman de naturaleza, como los de fortuna, no puedo yo corresponder con agradecimiento que llegue al bien recibido, y sobre todo al que me hizo en darme a ti por amigo y á Camila por muger propia, dos prendas que las estimo,si no en el grado que debo, en el que puedo?

            Pues con todas estas partes…vivo yo el más despechado y desabrido hombre de todo el universo mundo..y…con confianza te hago saber, amigo Lotario, que el deseo que me fatiga es pensar, si Camila mi esposa es tan buena y tan perfeta como yo pienso,y no puedo enterarme en esta verdad, sino es probándola de manera, que la prueba manifieste los quilates de su bondad como el fuego muestra los del oro: porque yo tengo para mí, ó amigo, que no es una muger mas buena de quanto es, ó no es solicitada, y aquella solo es fuerte, que no se dobla á promesas…¿qué hay que agradecer, decia él, que una muger sea buena, si nadie le dice que sea mala?…

            Asi que la que es buena por temor. o por falta de lugar, yo no la quiero tener en aquella estima en que tendrá á la solicitada y perseguida que salió con corona de vencimiento..deseo que Camila mi esposa pase por estas dificultades, y se acrisole y quilate en el fuego de verse requerida y solicitada…Y si ella sale como yo creo que saldrá, con la palma de esta batalla, tendré yo por igual mi ventura: diré que me cupo en suerte la muger fuerte, de quien dice el sabio que quien la hallará…quiero ,ó amigo Lotario, que te dispongas á ser el instrumento que labre aquesta cosa de mi gusto…y muéveme entre otras cosas á fiar de ti…el ver que si es vencida Camila, ha de llegar el vencimiento á todo trance y rigor, sino á solo tener por hecho lo que solo se ha de hacer por buen respeto, y así no quedaré yo ofendido mas de con el deseo y mi injuria quedará escondida en la virtud de tu silencio, que bien sé que en lo que me tocare, ha de ser eterno como el de la muerte…

            Estas fuéron las razones que Anselmo dixo á Lotario, á todas las quales estuvo atento…y viendo que no decia mas…le dixo:

               No me puedo persuadir, ó amigo Anselmo, á que no sean burlas las cosas que me has dicho…porque las cosas que me has dicho, ni son de aquel Anselmo mi amigo, ni las que me pides se han de pedir á aquel Lotario que tú conoces porque los buenos amigos han de probar á sus amigos y valerse dellos, como dixo un poeta: usque ad aras, que quiso decir , que se habían de valer de su amistad en cosas que no fuesen contra Dios.

            Pues si esto sintió un gentil de la amistad ¿quanto mejor es que lo sienta el christiano que sabe que por ninguna humana ha deperder la amistad divina? y quando el amigo tirase tanto de la barra, que pusiese aparte los respetos del cielo por acudir á los de su amigo, no ha de ser por cosas ligeras y de poco momento, sino porquellas en que vaya la honra y la vida de su amigo.

            Pues dime tú ahora, Anselmo ¿qual destas dos cosas tienes en peligro, para que yo me aventure á complacerte, y á hacer una cosa tan  detestable como me pides?...

            Y Lotario prosiguió diciendo: paréceme, ó Anselmo, que tienes tú ahora el ingenio que siempre tienen los Moros, á los cuales no se les puede dar á entender el error de su secta con las acotaciones de la Santa Escritura, ni con razones que consistan en especulación del entendimiento, ni que vayan fundados en artículos de fe, sino que les han de traer exemplos palpables, fáciles, inteligibles, demonstrativos, indubitables, con demostraciones matemáticas que no pueden negar, como cuando dicen: si de dos partes iguales quitamos iguales, las que quedan también son iguales: y cuando esto no entiendan de palabra, como en efeto no lo entienden, háseles mostrar con las manos y ponérselo delante de los ojos, y aun con todo esto no basta nadie con ellos á persuadirles las verdades de mi sacra religión: y este mesmo término y modo me convendrá usar contigo…

            Las cosas dificultosas se intentan por Dios, ó por el mundo,ó por entrámbos á dos: las que se acometen por Dios, son las que acometieron los Santos, acometiendo á vivir vida de Ángeles en cuerpos humanos: las que se acomenten por respeto humano, son las de aquellos que pasan por tanta infinidad de aguas…por adquirir estos que llaman bienes de fortuna, y las que se acomenten por Dios y por el mundo , juntamente son aquellas de los valerosos soldados que apenas ven en el contrario muro abierto tanto que los esperan…pero la que tú dices quieres intentar y poner por obra, ni te han de alcanzar gloria de Dios , bienes de fortuna, ni fama con los hombres…

            Y para confirmación de esta verdad, te quiero decir una estancia… del poeta Luis Tansilo…que dice así:

Crece el dolor y crece la vergüenza

En Pedro quando el dia se ha mostrado,

Y aunque alli no ve a nadie,se avergüenza

De sí mismo por ver que había pecado:

Que á un magnánimo pecho á haber vergüenza,

No solo ha de moverle ser mirado,

Que de sí se avergüenza quando yerra

Si bien otro no ve que cielo y tierra.

            Mira que no hay joya en el mundo que tanto valga como la muger casta y honrada, y que todo el honor de las mugeres consiste en la opinión buena que dellas se tiene: y pues la de tu esposa es tal que llega al extremo de bondad que sabes ¿para que quieres poner esta verdad en duda? mira,amigo, que la muger es animal imperfecto, y que no se le han de poner embarazos donde tropiece y caiga, sino quitárselos y despejalle el camino de cualquier inconveniente, para que sin inconveniente corra ligera á alcanzar la perfección que le falta, que consiste en el ser virtuosa…

             La honesta y casta muger es arminio, y es mas que nieve y blanca la virtud de la honestidad, y el que quisiere que no la pierda, antes la guarde y conserve, ha de usar de otro articio diferente que con el arminio se tiene, porque no le han de poner delante el cieno de los regalos y servicios de los inoportunos amantes, porque quizá, y aun sin quizá, no tiene tanta virtud y fuerza natural, que pueda por si mesma atropellar y pasar por aquellos embarazos: y es necesario quitárelos y ponerle la limpieza de la virtud y la belleza que encierra en sí la buena fama.

            Es asímesmo la buena muger como espejo de cristal luciente y claro; pero está sugeto á empañarse y oscurecerse con cualquier aliento que le toque: hase de usar con la honesta muger el estilo de las reliquias, adorarlas y no tocarlas: hase de guardar y estimar la muger buena, como se guarda y estima un hermoso jardín que está lleno de flores y rosas, cuyo dueño no consiente que nadie le pasée, ni manosée, basta que dexde lexos por entre verjas de hierrogocen de su fragancia y hermosura. la memoria, que los oí en una comedia moderna, que me parece que hacen al propósito de lo que vamos tratando. Aconsejaba un prudente viejo á otro padre de una doncella, que la recogiese, guardase y encerrase,y entre otras razones le dixo estas:

Es de vidrio la muger;

pero no se ha de pobrar,

si se puede o no quebrar,

porque todo podría ser.

Y es más fácil el quebrarse,

y no es cordura ponerse

á peligro de romperse

lo que no puede soldarse.

Y en esta opinión esten

todos,y en razón la fundo,

que si hay Dánaes en el mundo,

hay pluvias de oro tambien.

            Quanto hasta aquí te he dicho, o Anselmo, ha sido por lo que á tí te toca, y ahora es bien que se oiga algo de lo que a mi me conviene : Y si fuere largo , perdóname, que todo lo requiere el laberinto donde te has entrado y de donde quieres que yo te saque…       

              Cuando Dios crió a nuestro primero padre en el Paraiso Terrenal dice la divina Escritura que infundió un sueño en Adan y que estando durmiendo le sacó una costilla del lado siniestro, de la qual formó á nuestra madre Eva, y así como Adan despertó y la miró, dixo: esta es carne de mi carne y hueso de mis huesos. Y Dios dixo: por esta dexará el hombre á su padre y á su madre, y serán dos en una carne misma:y entonces fue instituido el divino Sacramento del Matrimonio, con tales lazos, que sola la muerte puede desatarlos.

EL SACRAMENTO DEL MATRIMONO. SIGLO XX. MARCELO GRANDE. PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN DE MIGUELTURRA.ESPAÑA

         Y tiene tanta fuerza y virtud este milagroso Sacramento, que hace que dos diferentes personas, sean una mesma carne: y aun hace mas en los buenos casados, que aunque tienen dos almas, no tienen más de una voluntad: y de aquí viene , que como la carne de la esposa sea una mesma con la del esposo, las manchas que en ella caen, ó los defectos que se procura, redundan en la carne del marido, aunque él no haya dado, como queda dicho, ocasión para aquel daño, porque así como el dolor del pie, ó de qualquier miembro del cuerpo humano lo siente todo el cuerpo por ser todo de una carne mesma, y la cabeza siente el daño del tobillo sin que ella se le haya causado, así el marido es participante de la deshonra de la muger, por ser una mesma cosa con ella: y como las honras y deshonras del mundo sean todas y nazcan de carne y sangre, y las de la muger mala sean deste género, es forzoso que al marido le quepa parte dellas, y sea tenido por deshonrado sin que él lo sepa».

            Viendo Lotario la resoluta voluntad de Anselmo, y no sabiendo  que más exemplos traerle, ni que más razones razones mostrarle, para que no la siguiese, y viendo que daria á otro cuenta de su mal deseo, por evitar mayor mal determinó de contentarle y hacer lo que pedía con propósito y intención de guiar aquel negocio de modo que sin alterar los pensamientos de Camila quedase Anselmo satisfecho, y así le respondió que no comunicase su pensamiento con otro alguno, que él tomaba á su cargo aquella empresa, la qual comenzaria quando á él le diese mas gusto…

            Fuése Lotario asu casa y Anselmo a la suya… y otro día vino Lotario a comer con su amigo. Ácabáron de comer y …fuése Anselmo, y quedaron solos á la mesa Camila y Lotario…

            Vióse Lotario puesto en la estacada que su amigo deseaba, y con el enemigo delante, que pudiera vencer con sola su hermosura á un escuadrón de caballeros armados: mirad si era razón que le temiera Lotario; pero lo que hizo fué poner el codo sobre el brazo de la silla y la mano abierta en la mexilla, y pidiendo perdon á Camila del mal comedimiento, dixo que queria reposar un poco en tanto que Anselmo dormia… usando en esto del artificio que el demonio usa quando quiere engañar á alguno que está puesto en atalaya de mirar por si se transforma en ángel de luz siéndolo de tinieblas y poniéndosele delante apariencias buenas al cabo descubre quien es , y sale con su intención, si á los principios no es descubierto el engaño...mas la honesta presencia de Camila, la gravedad de su rostro, la compostura de su persona era tanta, que ponia freno á la lengua de Lotario…

            Mirábala Lotario en el lugar y espacio que habia de hablarla y esta consideración comenzó poco á poco á dar asalto á los respectos que á Anselmo tenia, y mil veces quiso ausentarse de la ciudad e irse donde jamas Anselmo viese a él, ni él viese á Camila, mas ya le hacía impedimento y detenia el gusto que hallaba en mirarla… culpábase á solas de su desatino, llamábase mal amigo y aun mal christiano: hacia discursos y comparaciones entre él y Anselmo, y todos paraban en decir, que mas habia sido la locura y confianza de Anselmo que su poca fidelidad, y que si así tuviera disculpa para con Dios como para con los hombres, de lo que pensaba á hacer, que no temiera pena por su culpa.

        En efecto la hermosura y la bondad de Camila…dieron con la lealtad de Lotario en la tierra… al cabo de tres dias de la ausencia de Anselmo, en los quales estuvo en continua batalla por resistir á sus deseos, comenzó á requebrar á Camila, con tanta turbación y con tan amorosas razones, que Camila quedó suspensa…mas no por esta sequedad de Camila se desmayó en Lotario la esperanza que siempre nace juntamente con el amor; antes tuvo en mas á Camila, la qual habiendo visto en Lotario lo que jamas pensara…determinó de enviar aquella misma noche, como lo hizo, á un criado suyo con un villete á Anselmo, donde le escribió estas razones».

4.-COMENTARIO.

            Lo primero que hace el texto es subrayar la importancia de la amistad y la comunión que se establece entre los verdaderos amigos. (cf. Nº 37).

            También el texto, en su conjunto es un testimonio de la que podríamos llamar moral familiar de la época, sin duda influenciada por la moral cristiana.

            En boca de Lotario pone el autor algunos de los comportamientos convenientes a los nuevos esposos: «que no se han de visitar y continuar las casas de los amigos casados de la misma manera que quando eran solteros»; «como en mirar con que amigas su muger conversaba, porque lo que no se hace, ni concierta en las plazas, ni en los templos, ni en las fiestas públicas, ni estaciones… se concierta y facilita en casa de la amiga», evitar todo aquello que pueda suponer la menor sospecha de infidelidad en la esposa, cuidado de la propia fama y honra, vigilancia sobre las visitas de amigos del esposo al hogar, sobre las amistades de la esposa, las salidas del hogar, hasta de aquellas que se hacen a los templos en los que está expuesto el Santísimo Sacramento, recorriendo las «estaciones», etc.

 LA PUREZA DEL ORO SE DESCUBRE EN EL CRISOL

           En el texto, Anselmo, después de reconocer los dones de naturaleza: inteligencia, linage,amistad, esposa y bienes de fortuna, riquezas materiales, con que Dios lo ha dotado, expresa a su amigo el problema que le hace vivir como el hombre más desgraciado del «universo mundo»: la duda sobre si el amor de su esposa resistiría la prueba, pues la bondad de quien no se ha visto en ocasión de perderla no se puede llamar bondad.

            En el fondo parte de la idea de que la virtud, si no es probada no es en realidad virtud. Y él no puede vivir con esa duda queriendo por lo tanto que su mujer sea sometida a la prueba del fuego como oro en crisol, si vence su felicidad será completa, si por el contrario fuera vencida como su vencimiento será fingido, no «ha de llegar el vencimiento á todo trance y rigor» su honor quedará a salvo.

            Tal idea nace de la enseñanza bíblica, que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento viene a decir lo que está diciendo Anselmo. (cf. Job 23,10; Job 31,14; Salmo 17,3; Santiago 1,12; 1ªPedro 1, 7 etc.).

            Después cita literalmente el libro de los Proverbios: 31,10-12; «Mujer fuerte , ¿quien la hallará? Su estima sobrepuja a la de las piedras preciosas / El corazón de su marido está en ella confiado/ Y no tendrá necesidad de despojos / Dárale ella bien y no mal/ todos los dias de su vida».

            El sabio a quien se refiere es Salomón a quien se atribuye el Libro de los Proverbios. Anselmo termina por pedirle que sea él el instrumento de este su deseo entre otras cosas, «y mi injuria quedará escondida en la virtud de tu silencio, que bien sé que en lo que me tocare, ha de ser eterno como el de la muerte…».

            Lotario hace de la frase «usque ad aras» del poeta una traducción libre con un claro sentido cristiano. El sentido literal sería «Hasta el altar» «no más allá de las aras».

            En la liturgia cristiana se llama ara a la piedra que se coloca en la mesa del altar con reliquias de los santos.

    ARAS DE UN ALTAR ROMANO.

        El punto al que puede llegar la amistad es hasta allí donde no se interponga la voluntad de Dios, este es el extremo o el tope de la amistad. Así lo vuelve a entender Cervantes que utiliza la frase en el Viejo Celoso: «Amicus usque ad aras, que quiere decir «El amigo hasta el altar»; infiriendo que el amigo ha de hacer por su amigo todo aquello que no fuere contra Dios» (folio 255).

            Y prescindiendo de los motivos religiosos, como si los pusiéramos entre paréntesis, como serían la honra o la vida, tampoco, en este caso ninguno de los dos se da: ¿qual destas dos cosas tienes en peligro, para que yo me aventure á complacerte, y á hacer una cosa tan detestable como me pides?…

            Pasa el autor, por boca de Lotario, a poner una comparación referida a la irracionalidad de la fe que tienen los moros en sus creencias, que bien merece nos detengamos a comentarla.

            Cervantes demuestra conocer bien los distintos tipos de pruebas que pueden utilizarse en defensa de la fe:

            1.- Con los textos de la Sagrada Escritura, lo que supone la aceptación previa del valor inspirado de la misma, algo que de alguna manera admiten los musulmanes.

          2.- Pruebas de carácter filosófico, razones teológicas o argumentaciones de orden racional.

         3.- Pruebas de orden científico, que sean verificables.

            Ninguna de ellas, según el autor, son suficientes para convencerles de la verdad del cristianismo.

            Cervantes está sin duda partiendo de un hecho por el conocido.

  MEZQUITA DE CÓRDOBA.

          El encuentro entre el cristianismo y el Islam se dio en España en un ambiente de polémica, no sólo de orden dialéctico, sino de lucha política y militar. En este ámbito, sin embargo, no faltaron intentos de diálogo religioso existiendo una tradición, muchas veces rota, de convivencia en mutua tolerancia.

            San Pedro Pascual, durante su cautiverio en Granada, sostuvo largas polémicas con moros ilustrados. (cf. H.Muños Sendino, (cf. La escala de Mahoma Madrid 1949 pág. 113 ss).

            Raimundo Lulio escribió en árabe, antes que en catalán el Libro del gentil y de los tres sabios, en el cual un miembro de las tres religiones monoteistas: un judio, un moro y un cristiano exponen de forma amistosa el contenido de cada una de sus creencias religiosas.

            Esta tradición de convivencia pacífica pervive en el siglo XV representada especialmente por Juan de Segovia.

            El método que propicia Juan de Segovia, parece acomodarse al texto que comentamos del Quijote:

            Mantener la paz con los musulmanes en lo posible; crear una atmósfera de comprensión que disipe prejuicios y suavice fanatismos, intensificando de modo especial las relaciones culturales; finalmente, la discusión pacífica de los dogmas fundamentales de ambas religiones, partiendo de los puntos de convergencia.

  El mismo organizó el primer diálogo cristiano-mahometano en Medina del Campo en 1431. Juan de Segovia, junto con el muftí Isa Jabir compuso el Alcoram Trilingüe, en árabe, latín y castellano.

             La traducción parece iba acompañada de las correspondientes notas aclaratorias.

             Esta actitud pacifista fue seguida por Hernando de Talavera, Martín Pérez de Ayala y otros insignes prelados. El primero aprende el árabe y afirma que daría un ojo por saber dicha lengua para adoctrinar a la gente.

            En esta línea de evangelización pacífica hay que colocar el trabajo de fray Pedro de Alcalá con su obra Arte y vocabulista arábigo, así como los catecismos de Hernando de Talavera, Pedro Guerra de Lorca, Bernabé Pérez Chinchón y otros.

            Existe, asimismo un fondo editorial de obras teológicas polémicas con el Islam que va del siglo XV y se prolonga prácticamente hasta el siglo XVIII: Raimundo Martí, san Pedro Pascual, Lulio, Luis Vives y la Introducción al Símbolo de la fe , del padre Granada, son entre otros algunos de los nombres que se ocuparon de este tema.

            La dificultad de conversión de los musulmanes es proverbial.

        En España, después del Decreto de los Reyes Católicos y en los reinados de los austrias coexistieron los métodos pacifistas con los más rigurosos. No faltando situaciones de verdaderas tensiones como en las sublevaciones de moriscos en las Alpujaras. La expulsión, de la quizá nos ocupemos en otro comentario, es consumada en el reinado

de Felipe III, y es la mejor prueba del fracaso de los intentos de evangelización llevados acabo con este  colectivo.(La Teología Española en el siglo XVI, Melquiades Andrés. T.I pág. 342 s.s.B.A.C. Madrid 1976).

             La tozudez de Anselmo es como la de los moros, dice Lotario.

Éste sigue con su intención de convencer a Anselmo de lo absurdo de su idea. Para ello hace prácticamente un silogismo. La mayor sería una proposición disyuntiva:

Las cosas dificultosas o «se hacen por Dios», como hacen los santos que orientan su vida a llevar aquí en la tierra una vida similar a la de los ángeles.

  Posiblemente la idea que quiere destacar Cervantes es la de que los ángeles viven del todo entregados a buscar la gloria de Dios, algo que redunda en su propia bienaventuranza y les produce como fruto el no pecar.

            Esta era la doctrina corriente acerca de la vida angelical procedente de Santo Tomás y asumida por la escolástica: «Los ángeles bienaventurados no pueden pecar. El porqué de esto radica en que su bienaventuranza consiste en que ven a Dios por esencia. La esencia de Dios es la esencia de la bondad. Por lo tanto, el ángel que ve a Dios, con respecto a Dios se comporta como se comporta con respecto a la razón común de bien quien no ve a Dios. Pero es imposible que alguien quiera o

haga algo sin su mirada puesta en el bien; como también es imposible que quiera apartarse del bien en cuanto tal. Por lo tanto, el ángel bienaventurado no puede obrar ni querer si no es mirando a Dios. Queriendo y actuando así, no puede pecar. Por lo tanto, el ángel no puede pecar.( Summa Theologica 1ª I. Resp.63.p.3º ).

            También en los santos el tener siempre delante de su ojos a Dios, su gloria y el cumplimiento de su voluntad les hace en cierta medida impecables.

            O se hacen por conseguir bienes materiales. O por las dos cosas a la vez: por la gloria de Dios y por conseguir fama, como hacen los soldados, que luchan por defender su fe.

            Las «guerras santas» estaban en la época a la orden del día. El mismo Cervantes participó en la mayor hazaña en defensa de la fe cristiana luchando en la batalla de Lepanto donde perdería uno de su brazos, dándole a la vez gloria y fama imperecedera. «el manco de Lepanto». No parece que Cervantes intente describir los diferentes estados de vida.

            La menor del silogismo sería: lo que tú me estás pidiendo haga con tu esposa no va a producir ninguno de estos frutos. Luego, la conclusión, tu petición no tiene sentido.

            Luis Tansilo autor del soneto : Las lágrimas de san Pedro, publicadas póstumas en 1585, y que Cervantes traduce en su octava de fácil inteleción y aplicación al caso de Anselmo según Lotario.

La novela del Curioso Impertinente, nos da una visión de la mujer, que hoy se consideraría inaceptable.

            Dice de ella y no del hombre, cosas como estas «que todo el honor de las mujeres consiste en la opinión que se tenga de ellas», el honor habría que entenderlo desde el punto de vista de los que los otros piensan, no desde el punto de su ser objetivo.

         Otra frase aún más dura: «es que la muger es un animal imperfecto» opinión que sin duda no es original de Cervantes sino que proviene de la tradición aritotélica (cf. Arist. De animalium, lib. 3; De generatione animalium LI. cap. 2 y 14) y es recogida, un tanto retocada por la escolástica y Santo Tomás de Aquino, cuya doctrina podemos resumir en el asunto que tocamos en tres puntos:

a.) Las mujeres son biológicamente inferiores. Siguiendo la visión de la procreación de

Aristóteles, Aquino creía que una mujer nace por algún defecto en el proceso de generación.Una mujer es un hombre defectuoso. El estado biológicamente secundario es también claro por la creencia de que la semilla masculina contiene el poder de reproducción. La madre sólo proporciona un vientre para la formación del nuevo ser.

b.) Las mujeres son socialmente inferiores.Una mujer está sometida al hombre por naturaleza, pues aunque la razón humana de algún modo esté presente tanto en los hombres como en las mujeres, sin embargo predomina en el varón.

c.) Las mujeres son creadas como dependientes de los hombre. El hombre fue creado primero.

.Aunque tanto los hombres como las mujeres son imagen de Dios en cuanto a nuestra naturaleza intelectual el hombre es imagen de Dios en un sentido especial. (cf. In II sent. 20,2, 1, 1; De verit. 5, 9 ad 9; (Summa theol. ps. II tr. 13 q. 82 m 2 obj.1).

            La discusión sobre la mujer está de moda en la España del siglo XV. La tendencia misógina está presente en obras como Reprobación del amor mundano del Arcipreste de Talavera, la Repetición de amores de Luis de Lucena, en discursos elocuentes como el que pronuncia Sempronio en el primer acto de la Celestina, y en la poesía como la de Pedro Torrellas.

            Frente a ello, son numerosos, en el siglo XV, los tratados en los que se formula una defensa de las hijas de Eva, como Triunfo de las donas (Juan Rodríguez del Padrón), Tratado en defenssa de virtuosas mugeres (Diego de Valera), Libro de las virtuosas e claras mugeres (Don Alvaro de Luna), Libro de las mugeres ilustres (Alonso de Cartagena; texto perdido), Jardín de nobles donzellas (Fray Martín de Córdoba).

            El siglo XV ofrece así una controversia que se despliega en los distintos géneros

literarios. Sin embargo estos autores defensores de la mujer, basan su defensa en que la mujer tiene más capacidad que el hombre para ser casta, fiel y honesta que el hombre.        Vemos que el texto subraya que la perfección la alcanza la mujer precisamente en ser virtuosa, entendiendo por virtud básicamente el ser fiel a su marido, honesta y casta, algo que sin embargo debido a su debilidad innata no le resulta fácil lograr, por lo que lo mejor es no someterla a prueba, pues lo mas seguro es que terminará

no superándola.

            Así lo expresan los versos citados por Lotario.

            En el texto  texto se abordan muchos aspectos del matrimonio: su fundación,sacramentalidad, indisolubilidad, significado, etc.

            La perfeccción que le falta tiene que lograrla siendo virtuosa; esa perfección es una perfección en todo caso moral y por lo que se ve moral desde el punto de vista de la fidelidad en el matrimonio, nada la hará perfecta ni equilibrada en el plano intelectual, de las ciencias, etc.

             En el plano sexual es tan débil que no será capaz de guardar fidelidad si se la requiebra, por que su fuerza natural es muy pequeña.Con relación a esto  citan unas palabras del libro del Génesis 2,21-24.

            El texto del Génesis no dice nada acerca del lado de donde le sacó la costilla, si del derecho o izquierdo, aunque la creencia popular afirmaba que fue del lado izquierdo, lugar junto al corazón, igual que la lanzada de Longino dada a Cristo en la cruz que fue junto al corazón «del que salió sangre y agua» y de cuyo costado nacería la Iglesia.(cf. Juan 19,34).

            La interpretación no puede ser más simbólica recogida y transmitida por los Padres de la Iglesia: así como del lado del corazón del primer Adán nació Eva, su esposa, del corazón del segundo Adán , Cristo, nació su esposa que es la Iglesia. (cf. Romanos, 5,14-15).

            Aunque el texto habla de que el sacramento del matrimonio fue instituido en este pasaje, sin embargo era un tema discutido; el concilio de Trento, en la sesión 24, pasó de ligero sobre el mismo.

  Subraya el texto la unidad existente entre hombre y mujer claramente expresada en el libro del Génesis: «ya no son dos sino una sola carne» y confirmada por Cristo para condenar la permisión del líbelo de repudio permitida por Moises.(cf. Mateo 5,31-32).

            El texto tiene presente al de san Pablo en la metáfora del Cuerpo Mistico (cf. 1ª Corintios 12,20-26) que es utilizado en combinación con el texto del mismo san Pablo en Efesios (5,22-33) «Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia», para deducir de ahí que la deshonra de la mujer repercute en la deshonra del marido.

            Algo que, por cierto, poco tiene que ver con ninguno de los dos textos bíblicos.

            El texto es un resumen de lo que resta del largo capítulo treinta y tres, pero lo seleccionado descubre bien el proceso seguido por Lotario hasta llegar a cortejar a Camila enamorada de ella.

 LOTARIO TERMINA EXPRESANDO SU AMOR A CAMILA.

El camino que Lotario ha recorrido hasta llegar al fin, según el texto los podíamos resumir así:

1.- Ve el mal sub ratione boni, o como un mal menor: «por evitar mayor mal determinó de contentarle y hacer lo que pedía …».

2.- Aunque está dispuesto a contentar a Anselmo no tiene intención «de guiar aquel negocio de modo que sin alterar los pensamientos de Camila quedase Anselmo satisfecho».

3.- Aparece claramente la tentación: «Mirábala Lotario en el lugar y espacio que habia de hablarla y esta consideración comenzó poco á poco á dar asalto a los respectos que á Anselmo tenía…».

4.-Comienza a recrearse en ella: «mas ya le hacía impedimento y detenia el gusto que hallaba en mirarla…».

5.- Piensa que su posible caida sería disculpable al menos entre los hombres, «y que si así tuviera disculpa para con Dios como para con los hombres».

6.- Juzga que su responsabilidad es menor que la de quien le ha puesto en tal situación «que mas habia sido la locura y confianza de Anselmo que su poca fidelidad».

7.- Después de todo su culpa es perdonable: «que no temiera pena por su culpa».

8.- Termina por cortejar a Camila: «dieron con la lealtad de Lotario en la tierra…».

 El autor ya advirtió que iba a seguir la táctica del demonio que sabe transformarse en ángel de luz recordando sin duda la cuarta regla de discernimiento de espíritus de san Ignacio:

            «La cuarta. Propio es del ángel malo, que se forma sub angelo lucis, entrar con la ánima devota y salir consigo, es a saber, traer pensamientos buenos y santos conforme a la tal ánima justa, y después poco a poco procura de salirse, trayendo a la ánima a sus engaños cubiertos y perversas intenciones». (cf. Reglas de discernimiento de espíritus de san Ignacio de Loyola).

            El largo capítulo termina diciendo que  Camila habiendo visto en Lotario lo que jamas pensara…determinó de enviar aquella misma noche, como lo hizo, á un criado suyo con un villete á Anselmo, donde le escribió estas razones».

            Algo que se contará en el capítulo siguiente, aunque después de lo que ha dicho el autor de la novela de lo que es la mujer, el lector ya se puede imaginar cual será el final.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: LA MUJER EN EL QUIJOTE.

elcuradellugar.

Anuncios