Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

CAUTIVOS CRISTIANOS EN ARGEL.

CINCO TEMAS  OBJETO DE ESTUDIO AL HILO DE LA NARRACIÓN DEL CAUTIVO  EN EL CAP.- 40 DEL QUIJOTE.

         Estos son los termas que dan pie  a  los que se refiere el título del Tema y de los que nos ocupamos de forma  breve a continuación:

 1.- Cautivos Cristianos ¿un testimonio de Cervantes ?

2.- Labor de las órdenes religiosas  en la redención de cautivos.

3.- La figura del Renegado  en los siglos XVI-XVII.

4.-La Virgen María en el Islam.

5.-El infierno en el Islam.

1.-CAUTIVOS CRISTIANOS , ¿ UN TESTIMONIO DE CERVANTES ?

            El texto nos habla de cautivos cristianos, que permanecían fieles a su fe, corriendo diversa suerte, según tuvieran posibilidades de pagar o no pagar rescate.Se refiere también a la crueldad de Azanaga,que nos hace pensar en el testimonio de un testigo presencial que bien podía ser el mismo Cervantes, que como vemos es nombrado en el texto, puesto en boca del cautivo como Saavedra.

            Para el conocimiento de los hechos de Cervantes en Argel así como para el conocimiento de las torturas y martirio de muchos cristianos puede verse la Topografía e historia general de Argel publicada en Valladolid en 1612 por Diego de Haedo, monje benedictino y abad de Frómista.Obra en tres volúmenes. Haedo, Topografía, III, pp. 163-165: «Los prendieron luego a todos, y particularmente maniataron a Miguel Cervantes, un hidalgo principal de Alcalá de Henares».

            Autores como Luis Astrana Marín, George Camamis, Emilio Sola y Mohammed Mounir Salah atribuyen la obra al doctor Antonio de Sosa, sacerdote benedictino cautivo con Cervantes, y amigo suyo. Hay quien afirma que fue el mismo Cervantes el autor de la misma. En tal caso Haedo la publicaria bajo su propio nombre como si hubiese sido su autor.

RETABLO MAYOR DE LA PARROQUIA DE SAN JUSTO Y PASTOR EN MADRID.

2.-LABOR DE LAS ÓRDENES RELIGIOSAS EN LA REDENCIÓN DE CAUTIVOS.

            El texto del capítulo  también  nos lleva a ocuparnos, aunque sea de forma breve, de la labor de redención de cautivos que las órdenes religiosas llevaron a cabo en el norte de África durante los siglos XV, XVI y XVII, especialmente aquellas que tenían voto explícito para esta misión: Mercedarios y Trinitarios.

      Transcribimos el esquema de Campañas de Redención llevadas a cabo en el siglo XVII sacado por los autores de los informes encontrados en los archivos de la parroquia madrileña de S. Justo y Pastor:

            4 informes referentes a 4 campañas de rescate emprendidas entre 1660 y 1666 por padres del Santísimo Sacramento, Mercedarios y Agustinos.Tres de estas campañas tuvieron a Argel por marco en 1660, 1664 y 1665, la cuarta a Marruecos en 1661.

            Las campañas de rescate obedecen a viejas tradiciones puestas a prueba en el transcurso del tiempo; implican la intervención y participación de jerarquías religiosas y gubernamentales, las cuales despachan las autorizaciones, los pases y los salvoconductos, definen un cierto número de normas y costumbres a seguir durante las negociaciones, y por fin permiten la salida de los metales preciosos y de las mercancías que servirán para el rescate de los cautivos. A lo largo de las expediciones y del tiempo, todo se decide siguiendo los mismos criterios, sin cambios notables. Basta pues con hacer el comentario de una campaña para tener un «modelo» aplicable al conjunto de las operaciones de Redención.

    EN TRATOS  CON LOS DUEÑOS DE LOS CAUTIVOS.

        Esta constaba de dos tiempos:1. El tiempo largo:

            Se inicia con la preparación religiosa a la vez que administrativa y política de la campaña de rescate y se termina poniendo en limpio el balance financiero y los informes justificativos. Entre estos dos momentos transcurren varios años.

            La redención que se hizo en Arcilah y en Tetuán, en tierra marroquí, en 1661, se había decidido durante una sesión del capítulo provincial de la Orden de los Mercedarios en Madrid el 14 de agosto de 1658.

            De las tres provincias de esta orden que se repartían la península, Castilla, Andalucía y Aragón, se decidió que sólo las dos primeras organizarían la expedición.

            Esta decisión de 1658 dio paso a amplios preparativos, que, en lo esencial, consistían en recaudar limosnas públicas, y los donativos de las familias que tenían a un pariente preso de los piratas africanos.

            También pone en marcha los mecanismos para expedir autorizaciones gubernamentales que suelen tardar mucho en ser entregadas: las instrucciones del Rey y del Consejo de Castilla se hicieron esperar hasta los meses de agosto y octubre de 1660.

DETALLE DEL PAGO DE UN RESCATE POR LOS RELIGIOSOS.

      2 El tiempo corto: Es el tiempo de la campaña propiamente dicha. Transcurren cinco meses. He aquí los tiempos fuertes:

            El 18 de octubre de 1660, los padres Mercedarios salen de Madrid para Toledo, donde permanecen unos días; luego, pasando por Linares, Andújar, Córdoba y Écija, el 7 de noviembre llegan a Sevilla donde se reúnen con los padres de la provincia andaluza. Entre el 13 y el 15 de diciembre se embarcan en Gibraltar rumbo a Ceuta. En este presidio el 19 de enero de 1661 los padres redentores y los representantes del gobernador de Arcilah, Cid Jader Gaylan, firman las capitulaciones que marcan elcomienzo de las operaciones del rescate.

            Este se verifica del 24 de enero al 13 de febrero y en Tetuán del 18 de febrero al 9 de marzo. La expedición sale de Ceuta el 17 de marzo, iniciándose así el viaje de

regreso. Ese mismo día, desembarcan en Gibraltar, llegan a Sevilla el 27 y a Madrid el 16 de abril de 1661.

            Lo esencial de la operación se ha concentrado en cinco meses, un día más o menos, a pesar de las distancias que se han de recorrer y de la complejidad de las técnicas de trueque y de rescate.

            La lentitud a nivel político y religioso y la rapidez de ejecución a nivel del viaje y del traslado de bienes y personas se comprueban en todas las expediciones del siglo XVII.

EL RESCATE DE CAUTIVOS EN TIEMPOS DE CARLOS III. JOSÉ APARICIO.1813.

        Esta rapidez se confirma aún más en Argel, donde todas las operaciones se concentran en un sólo lugar: cuando la expedición de 1660, los padres, son cuatro mercedarios, salen de Alicante el 13 de abril de 1660, rescatan 372 cautivos entre el 27 de abril y el 10 de mayo, pagan los derechos de aduana el 18 de mayo y vuelven a Alicante el 24 de mayo.

            En 1666, los padres, son dos agustinos, se embarcan en Cartagena el 15 de mayo, residen en Argel a partir del 23 de mayo y regresan a Cartagena con su lote de cristianos liberados el 5 de junio. Menos de un mes en los dos casos.(cf. http://www.alyamiah.com/cema/modules.name=News&file=article&sid=103

 3.-LA FIGURA DEL CRISTIANO  RENEGADO EN LOS SIGLOS XVI-XVII.         

            En el Quijote aparece varias veces un personaje, como el que en este capítulo es denominado con el nombre de «renegado», del cual se habla también en el capitulo siguiente, y en la segunda parte, en los capítulos 64 y 65, aparecerá otro «renegado»; según se deduce de estos textos en el Quijote se llaman renegados a cualquier cristiano convertido al islamismo.

            Durante el siglo XVI y XVII este fenómeno fue bastante frecuente en Europa y sobre todo en los países fronterizos con el Islán , y más en concreto en España.

            Muchos fueron capturados en su niñez por los piratas berberiscos. Otros fueron hechos cautivos en las frecuentes guerras entre «moros y cristianos» habidas en la época.

            Algunos dejaron el mundo cristiano huyendo de la justicia o de los acreedores, osimplemente fueron desertores. También se dio el hecho de abandonar la religión cristiana por mera curiosidad, por un Islam en el que no existían nobles ni clérigos; donde los humildes podían acceder a la riqueza y al poder; donde, se decía, estaba permitido amar a más de una mujer y donde una religión optimista prometía la salvación eterna a todos los creyentes.

         Algunos de estos conversos se quedaron permaneciendo en el islamismo de forma más o menos sincera. Los que se hicieron corsarios vivieron siempre con el temor a ser capturados por una galera cristiana. Algunos arrepentidos, bien por la decepción, o por el remordimiento, corrieron el riesgo de una peligrosa huida, deseando ser reintegrados al seno de la Iglesia.

            No era difícil tal reinserción cuando la estancia en el Islam había sido corta. Más difícil demostrar que se seguía siendo cristiano de verdad tras diez, veinte o incluso cuarenta años de vivir y sentir con los musulmanes.(cf. Los cristianos de Alá Subtítulo: La fascinante aventura de los renegados. Autor Bennassar Bartolomé Traductor: Gil Aristu, José Luis Año: 1989.Colección: Historia).

            El texto nos da una información precisa sobre el comportamiento de estos renegados por lo que hemos subrayado casi en su totalidad.

4.-LA VIRGEN MARÍA EN EL ISLAM.

          La historia de Zoraida nos da pie para hablar de la devoción a la Virgen María en el islam. Tal historia con independencia de los elementos novelados que la integran es del todo creíble en lo que se refiere a la devoción de una mora a la Virgen. Porque María es venerada dentro del Islam, no como Madre de Dios, sino como Madre del más santo de los profetas. El Corán nos habla de Ella: Oh Mariam, Dios te ha escogido, te ha hecho pura y te ha elegido antes que a todas las mujeres de todos los mundos”.

            Un “hadit”, es decir, un texto de la tradición, proclama también que María es Inmaculada: “Todo hijo de Adán, apenas nacido, es tocado por Satanás, con excepción del Hijo de María y de su Madre.

 MUJER MUSULMANA REZANDO A LA VIRGEN MARÍA.

           La primacía de Maria sobre todas las mujeres no admitía excepción para Mahoma; la mujer preferida, Aixa, se sentía en la cumbre, pero no superior a María; ella, efectivamente diría:Yo supero a todas las mujeres, con excepción de lo que fue concedido a Mariam”. Y el fundador del Islamismo le habría dicho él mismo asu hija Fátima: “Tú serás la primera de las mujeres en el Paraíso, después de Mariam”.

            El puesto, por consiguiente, de María en el Islam es muy elevado y el P. Perbal, recodando los textos citados más arriba, advertía a este propósito: “Mientras que los judíos calumniaban a la mujer de su nación, a la hija de sus reyes, el Islamismo la defendía y la defiende, la glorifica siempre. Para ellos, Mariam es la Madre virgen e Inmaculada del profeta sublime, Jesús, el más santo de los profetas; para ellos es una “oualiya”, es decir, una santa elevada por el Señor a la màs alta santidad, de forma que es la favorecida con la “isma”, es decir, con la plenitud de la perfección, y de esta manera está como superior a todas las mujeres” (cf. And. V. Seumois,O.M.I.Enciclopedia Mariana “Theotòcos”- Ed. Studium – pag. 221-222).

            El Ave María, con la supresión del «Madre de Dios» que se atribuye al papa Vigilio, era conocido y recitado por los musulmanes como comentario y explanación a Corán, III, 37-42 ss., y XIX, 16 ss.(Cardaillac 1977/79:244).

            La «zalá christianesca» de la que habla la mora, son oraciones cristianas, que le enseñó la esclava.

            La mora habla de que la esclava que le habló de María se le apareció después de muerta, por lo que supo no fue al «al fuego» sino con Alá.

5.-EL INFIERNO EN EL ISLAM.

            La morada de los que son condenados en el juicio a vivir en el infierno es llamada comúnmente en árabe “jahannam” aunque también recibe el nombre de “an-nar” (el fuego) “ al-jahim” (lugar caliente) “sa’ir” (llama).

               En general los comentadores musulmanes describen 7 divisiones en el infierno:    1- Jahannam: una especie de purgatorio para los musulmanes. 2- Lada: llama de fuego para los cristianos. 3- Hutama: intenso fuego para los judíos. 4- Sair: una llama más fuerte para los que se aprovecharon de las viudas y de los huérfanos. 5- Saqar: un fuego abrasador para los magos. 6- Jahim: un fuego envolvente para los idolatras. 7-Hawiya: un abismo sin fondo para los hipócritas. En el Corán leemos acerca del  infierno y de los que son destinados allí: Tiene siete puertas y cada una tendrá un grupo definido de ellos” (sura 15. 44).Cada uno entrará por una puerta distinta de acuerdo a los pecados cometidos y se le asignará el nivel donde quedará para siempre.

            Las puertas son abiertas y cerradas el día del juicio, sólo en el mes de Ramadán es distinto, Mahoma dijo: “Cuando arriba la primera noche del mes de Ramadán, el diablo y sus compañeros son encadenados. Las puertas del infierno cerradas y ninguna de ellas quedará abierta, en cambio las puertas del paraíso serán abiertas y no se podrán cerrar”(Autor: Hna. María de Roncesvalles: El infierno en el Islam. 2008 Catholic.net Inc).

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CAPITULO XL SE CONTINUA LA HISTORIA DEL CAUTIVO.

elcuradellugar.

           

            

Anuncios