Etiquetas

, , , , , , , ,

CAPÍTULO VII. De lo que pasó Don Quixote con su escudero, con otros sucesos famosísimos.

 1.-NUMERO 94.

2.LOCALIZACIÓN. Cap. 7. Parte II.Pág 52 a 59. T.III

3.-TEXTO.

4.-COMENTARIO.

 TEXTO.

             «Apénas vió el Ama que Sancho Panza se encerraba con su señor, quando dió en la cuenta de sus tratos;…y tomando su manto, toda llena de congoja y pesadumbre, se fué á buscar al Bachiller Sanson Carrasco,…

            Hallóle paseándose por el patio de su casa, y viéndole, se dexó caer ante sus pies,trasudando y congojosa.

 Quando la vió Carrasco con muestras tan doloridas y sobresaltadas, le dixo, ¿que es esto, señora Ama? ¿que le ha acontecido, que parece que se le quiere arrancar el alma ?

            No es nada, señor Sanson mío, sino que mi amo se sale, sálese sin duda.¿Y por donde se sale, señora? preguntó Sanson. ¿Hásele roto alguna parte de su cuerpo? No se sale respondió ella, sino por la puerta de su locura: quiero decir, señor Bachiller de mi ánima, que quiere salir otra vez, que con esta será la tercera,…

            La vez primera nos le volviéron atravesado sobre un jumento, molido á palos: la segunda vino en un carro de bueyes metido y encerrado en una jaula…y venía tal el triste, que no le conociera la madre que le parió…que para haberle de volver algun tanto en sí, gasté mas de seiscientos huevos, como lo sabe Dios, y todo el mundo y mis gallinas, que no me dexarán mentir…Pues no tenga pena respondió el Bachiller,sino váyase en hora buena á su casa, y téngame aderezado de almorzar alguna cosa caliente, y de camino vaya rezando la oración de Santa Apolonia, si es que la sabe que yo iré luego allá, y verá maravillas.

             ¡ Cuitada de mi! replicó el Ama ¿ la oración de Santa Apolonia dice vuesa merced que rece? eso fuera si mi amo lo hubiera de las muelas; pero no lo da sino de los cascos…

            Yo sé lo que digo, señora ama: váyase y no se ponga á disputar conmigo, pues sabe que soy bachiller por Salamanca, que no hay mas que bachillear, respondió Carrasco.

 En el  tiempo en que estuviéron encerrados Don Quixote y Sancho, pasáron las razones que con mucha puntualidad y verdadera relacion cuenta la historia.

Dixo Sancho á su amo: señor, ya yo tengo relucida á mi muger á que me dexe ir con vuesa merced adonde quisiere llevarme.Reducida has de decir, Sancho, dixo Don Quixote, que no relucida.

            Una, ó dos veces, respondió Sancho, si mal no me acuerdo, he suplicado á vuesa merced, que no me enmiende los vocablos si es que entiende lo que quiero decir en ellos, y que quando no los entienda, diga: Sancho, ó diablo, no te entiendo, y si yo no me declarare, entónces podrá enmendarme, que yo soy tan fócil.

            No te entiendo,Sancho, dixo luego Don Quixote, pues no sé que quiere decir, soy tan fócil. Tan fócil quiere decir, respondió Sancho, soy tan así. Ménos te entiendo agora, replicó Don Quixote. Pues si no me puede entender, respondió Sancho, no sé como lo diga, no sé más , y Dios sea conmigo.

            Ya, ya caigo, respondió Don Quixote, en ello: tú quieres decir, que eres tan dócil, blando y mañero, que tomarás lo que yo te dixere, y pasarás por lo que te enseñare…y en efecto ¿que dice Teresa ?

Teresa dice, dixo Sancho, que ate bien mi dedo con vuesa merced,…que como vuesa merced mejor sabe, todos estamos sujetos á la muerte,

            Y hoy somos y mañana no, y que tan presto se va el cordero, como el carnero, y que nadie puede prometerse en este mundo mas horas de vida de las que Dios quisiere darle, porque la muerte es sorda y quando llega á llamar a´las puertas de nuestra vida, siempre va de priesa, y no la harán detener ni ruegos, ni fuerzas, ni cetros, ni mitras segun es pública voz y fama, y segun nos lo dicen por esos púlpitos.

            Todo eso es verdad dixo D.Quixote; pero no sé donde vas á parar, voy á parar , dixo Sancho, en que vuesa merced me señale salario conocido…que no quiero estar á mercedes, que llegan tarde ó mal ó nunca: con lo mio me ayude Dios

            Mira, Sancho, yo bien te señalaria salario, si hubiera hallado en alguna historia de los caballeros andantes exemplo que me descubriere y mostrase por algun pequeño resquicio, que es lo que solian ganar cada mes…asi que, Sancho mio, volveos á vuestra casa, y declarad á vuestra Teresa mi intención…y finalmente quiero decir y os digo que si no quereis venir á merced conmigo, y correr la suerte que yo corriere, que Dios quede con vos, y os haga un santo, que á mí no me faltarán escuderos mas obedientes, mas solicitos, y no tan empachados, ni tan habladores como vos.

            Quando Sancho oyó la firme resolución de su amo, se le nubló el cielo… y así estándo suspenso y pensativo, entró Sansón Carrasco y el Ama y la Sobrina, deseosas de oir con que razones persuadía á su señor que tornase á buscar las aventuras.

 Llegó Sanson, socarron famoso, y abrazándole como la vez primera, y con voz levantada, le dixo:

¡Ó flor de la andante caballería! ¡ó luz resplandeciente de las armas! ¡ó honor y espejo de la nación española! plega á Dios todo poderoso, donde mas largamente se contienen que la persona , ó personas que pusieren impedimentoy estorbaren tu tercera salida, que no la hallen en el laberinto de sus deseos,…y volviéndose al Ama le dixo: bien puede la señora Ama no rezar mas la oración de Santa Apolonia, que yo sé que es determinación precisa de las esferas que el señor Don Quixote vuelva á executar sus altos y nuevos pensamientos,…ea, señor Don Quixote mio, hermoso y bravo, ántes hoy que mañana se ponga vuesa merced y su grandeza en camino y si fuere necesidad servir a su magnificencia de escudero, lo tendré á felicísima ventura.

            Á esta sazón dixo D. Quixote, volviéndose á Sancho, ¿no te dixe yo, Sancho, que me habían de sobrar escuderos? mira quien se ofrece á serlo, sino el inaudito Bachiller Sansón Carrasco,..pero no permita el Cielo que por seguir mi gusto desjarrete, y quiebre la coluna de las letras y el vaso de las ciencias...Yo con cualquier escudero estaré contento, ya que Sancho no se digna de venir conmigo.

            Si digno respondió Sancho , enternecido, y llenos de lágrimas los ojos…si me he puesto en cuentas de tanto mas quanto acerca de mi salario, ha sido por complacer á mi muger, la qual quando toma la mano á persuadir una cosa, no hay mazo que tanto apriete los aros de una cuba, como ella aprieta á que se haga lo que quiere; pero en efeto el hombre ha de ser hombre, y la muger muger, y pues yo soy hombre dondequiera, que no lo puedo negar, también lo quiero ser en mi casa, pese á quien pesare: y así no hay más que hacer… y pongámonos luego en camino, porque no padezca el alma del señor Sansón, que dice que su conciencia le dita, que persuada á vuesa merced á salir vez tercera por ese mundo…

SANTA APOLONIA CON LOS ALICATES PARA SACAR LAS MUELAS.

COMENTARIO.

            El ama va en busca de Sansón Carrasco que usa con ella toda su socarronería, en especial aparece ésta cuando, después de decirle que le prepare de almorzar, «vaya rezando de camino la oración de Santa Apolonia», protectora de los dolores de muelas, el ama lo entiende no como referido a las muelas del bachiller que piensa «afilárselas» con el almuerzo, sino de su amo, que no está de las muelas, sino de la cabeza.

   MARTIRIO DE SANTA APOLONIA.

         La leyenda y tradición habla de que santa Apolonia fue una virgen cristiana de Alejandría del s. III., apresada junto, a otros cristianos, en la persecución de Decio.          

          Querían hacerle renegar de su fe y blasfemar el nombre de Dios amenazándola con quemarla viva. Le quebraron primero los maxilares y los dientes arrojándole un objeto a la cara.

            Pidió que la dejasen libre pues quería pensarse la proposición de la blasfemia y en cuanto se vio libre, ella misma se arrojó a la hoguera, donde murió quemada. Esta tradición contada en su Historia Eclesiástica por Eusebio de Cesarea fue incluida en la «Vida de los martires».

            A pesar de su origen oriental su culto comenzó a difundirse en Occidente popularizándose en el siglo XIII junto con la devoción a otros santos devocionales: como san Blas, san Antón, san Pancracio… alcanzando su culmen entre los siglos XV al XVIII. Era venerada como abogada contra los dolores de muelas.(Cf. P.L. 94, 838 y 123; puede verse también, Ruiz Bueno, Actas de los Mártires, Madrid 1951, 601).

            Una de las oraciones a la santa que llegó a extenderse incluso a la América hispana dice:

Estaba Santa Polonia/en la puerta de su casa/la Virgen pasó y le dijo:/¿Qué haces Polonia de mi alma?/Aquí estoy Señora mía,/no duermo sino velo,/que de un dolor de muelas/dormir no puedo.

 EN EL AULA SALMANTINA ESCUCHANDO AL MAESTRO.

          La universidad de Salamanca, por la que Sansón Carrasco hace gala de ser bachiller, se había incorporado en los siglos XV y XVI a las nuevas corrientes humanistas, de las que el magisterio de Nebrija es un buen ejemplo. A mediados del siglo XVI, la confluencia del Derecho, la Teología tomista, las nuevas lógicas y las lenguas clásicas cristalizan en la llamada “Escuela de Salamanca”, significada en la figura de Francisco de Vitoria. Entre sus aportaciones destaca su reflexión moral sobre la naturaleza del poder y de la justicia, derechos de la persona y del Estado, comunidad internacional y derecho de gentes, conflictos internacionales y guerra justa, especialmente motivada por la conquista de América.

             A los cauces oficiales predominantes de transmisión de conocimientos, en las distintas materias, se añaden otras interpretaciones del saber y el magisterio, como el pensamiento teológico y filológico de Fray Luis de León, que otorgan complejidad y riqueza cultural a la Salamanca del Quinientos.(Cf. Reseña Histórica Universidad de Salamanca: Buscar con Google- Microsoft Int… Universidad de Salamanca).

     SAN JUAN DE AVILA. PARRROQUIA DE MIGUELTURRA. MARIA JESÚS MARTINEZ. SIGLO XXI.

       El primero de los textos es de Sancho hablando de la muerte, y subrayando que todas estas cosas que dice sobre la muerte las ha oído por esos púlpitos. El tema era objeto frecuente de predicación. San Juan de Avila aconseja en una de sus cartas a un sacerdote que medite todos los días en las postrimerías entre ellas la muerte. (Cf. Carta Nº5 Obras Completas de Beato Maestro Juan de Ávila. Tomo III Epistolario BAC).

            La segunda frase «con lo mío me ayude Dios», la dice Sancho después de haberle pedido un salario fijo a Don Quijote, indicando que no quiere depender de nadie más, ni de promesas…sólo de la ayuda de Dios que se la está ofreciendo, en este caso, a través del salario que solicita.

            Don Quijote se niega a ese sistema de pago porque es impropio de la andante caballería y sedespide de él diciéndole: «que Dios quede con vos y os haga un santo» utilizado como despedida sin ningún tipo de malquerencia, aunque supone el bien que es estar con Dios, a buenas con Él, asi como que la santidad es obra suya. Aunque todo esto puede entenderse como una frase hecha, no por ello deja de tener tal significado.

            La frase siguiente es de Sansón Carrasco «plega a Dios todopoderoso…» de quien depende el que los deseos de las personas se cumplan o no y en este caso los deseos de que D. Quijote no haga otra nueva salida. La frase se inicia con una súplica y continúa con la afirmación ya dicha.

            La frase que Sansón dirige al ama diciéndole que deje de decir la oración de Santa Apolonia es porque «es determinación precisa de las esferas» lo que ha de ocurrir, esta predeterminación en las esferas no tiene sentido religioso, sino más bien cabalístico, por la combinación de los astros.

  ESCULTURA DEL BACHILLLER SANSÓN CARRASCO EN ARGAMASILLA DE ALBA.

          El bachiller en todo este tema está jugando con sus planes , los planes que tiene referidos a D. Quijote cuando este haga su tercera salida, estos planes se verán en su momento.

            La frase que dice D.Quijote: «pero no lo permita el Cielo» refuerza el deseo de D. Quijote deque el bachiller no se convierta en su escudero, e implica la creencia de que todo depende de la permisión de Dios.

          La frase siguiente es de Sancho que se justifica de su petición anterior a D. Quijote, echándole la culpa a su mujer que lo ha convencido en contra del que es el verdadero papel de la mujer y del hombre en el matrimonio, cambia su parecer estando dispuesto a salir de nuevo con Don Quijote y además para que no padezca Sansón «remordimientos por ir en contra de su conciencia».

            El concepto de conciencia como un dictado, uno de cuyos sus efectos es el del remordimiento siendo el otro el de la paz y alabanza aparece unas treinta y nueve veces en todo el Quijote. El capitulo termina con la salida de Don Quijote y Sancho a los tres dias de esta conversación, «acompañados por el Bachiller, que quiso acompañarles media legua del Lugar, se pusieron en camino del Toboso».

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOC: CAP. V. 2ª PARTE LA DISCRETA Y  GRACIOSA PLÁTICA ENTRE SANCHO Y TERESA PANZA SU MUGER.

elcuradellugar.

 

Anuncios