Etiquetas

, ,

CAPITULO XV. Donde se cuenta, y da noticia de quien era el Caballero de los Espejos y su Escudero.

 1.-NÚMERO 108.

2.-LOCALIZACION. Cap. 15. Parte II. Pág. 121-2-3- T.III

3.-TEXTO.

4.-COMENTARIO.

CABALGANDO UFANO Y VANAGLORIOSO.

3.-TEXTO.

»En extremo contento, ufano y vanaglorioso iba Don Quixote por haber alcanzado vitoria de tan valiente caballero como él se imaginaba que era el de los Espejos,…

Dice pues la historia, que quando el Bachiller Sanson Carrasco aconsejó á Don Quixote que volviese á proseguir sus dexadas caballerías, fué por haber entrado primero en bureo con el Cura y el Barbero sobre que medio se podría tomar para reducir á Don Quixote á que se estuviese en su casa quieto y sosegado…sin que le alborotasen sus mal buscadas aventuras; de cuyo consejo salió por voto comun de todos, y parecer particular de Carrasco, que dexasen salir á Don Quixote, pues el detenerle parecía imposible, y que Sansón le saliese al camino como caballero andante, y trabase batalla con él, pues no faltaría sobre que, y le venciese, teniéndolo por cosa fácil, y que fuese pacto y concierto que el vencido quedase á merced del vencedor, y así vencido Don Quixote, le había de mandar el Bachiller caballero se volviese á su pueblo y casa, y no saliese della en dos años ó hasta tanto que por él le fuese mandado otra cosa, lo qual era claro que Don Quixote vencido cumpliría indubitablemente, por no contravenir y faltar á las leyes de la caballería,…

SANSÓN PIENSA EN LA VENGANZA.

Aceptólo Carrasco, y ofreciósele por escudero Tomé Cecial, compadre y vecino de Sancho Panza, hombre alegre y de lucios cascos…Tomé Cecial, que vió quan mal había logrado sus deseos y el mal paradero que había tenido su camino, dixo al Bachiller: Por cierto, señor Sansón Carrasco, que tenemos nuestro merecido: con facilidad se piensa y se acomete una empresa, pero con dificultad las mas veces se sale della.

Don Quixote loco, nosotros cuerdos, él se va sano y riendo; vuesa merced queda molido y triste. Sepamos, pues, ahora qual es mas loco, ¿el que lo es por no poder menos ó el que lo es por su voluntad?

Á lo que respondió Sansón: la diferencia que hay entre esos dos locos es que el que lo es por fuerza lo será siempre, y el que lo es de grado lo dexará de ser quando quisiere.

Pues así es,dixo Tomé Cecial, yo fuí por mi voluntad loco quando quise hacerme escudero de vuestra merced, y por la misma quiero dexar de serlo y volverme á mi casa.

EL RECUERDO DE LA DERROTA.

Eso os cumple, respondió Sanson, porque pensar que yo he de volver a la mía hasta haber molido á palos á Don Quixote es pensar en lo excusado, y no me llevará ahora á buscarle el deseo de que cobre su juicio, sino el de la venganza, que el dolor grande de mis costillas no me dexa hacer mas piadosos discursos.

En esto fuéron razonando los dos, hasta que llegaron á un pueblo donde fué ventura hallar un algebrista, con quien se curó el Sanson desgraciado.

Tomé Cecial se volvió y le dexó, y él quedó imaginando su venganza: y la historia vuelve a hablar dél á su tiempo, por no dexar de regocijarse ahora con Don Quixote.»

4.-COMENTARIO.

Este capítulo quince casí podría habérselo ahorrado el autor dado que casi todas las noticias que nos proporciona nos son ya conocidas. Sin embargo no deja de notificarnos del estado en que iba Don Quijote después de la victoria, sobre todo «ufano y vanaglorioso», dos vicios no acordes con el buen caballero.

También indica con claridad lo que ya se dejó entrever en la conversación de Sansón Carrasco con el Ama ( Cf Nºss. 90,91 ) y la insistencia que mostró en que Don Quijote hiciera la tercera salida.

Posiblemente habrían acertado si Don Quijote hubiera sido vencido en que volvería a su casa, teniendo en cuenta que casi siempre era escrupuloso en guardar las leyes de la caballería, aunque hay no pocas excepciones a esta regla.

Finalmente nos informa el capítulo que el Bachiller volvería a intentar de nuevo la aventura y esta vez, no por bien de Don Quijote, sino en venganza de la paliza recibida.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOC: ELDIABLO QUE NUNCA DUERME EN EL QUIJOTE.

 elcuradellugar.

Anuncios