Etiquetas

CAPITULO XL. De cosas que atañen y tocan á esta aventura, y á esta memorable historia.

1.-NÚMERO 141.

2.-LOCALIZACIÓN 40. Parte II. Págs. 41 a 47.T.IV

3.-TEXTO.

4.-COMENTARIO.

 3.-TEXTO.

 »Dice, pues, la historia, que así como Sancho vió desmayada á la Dolorida, dixo: por la fe de hombre de bien juro y por el siglo de todos mis pasados los Panzas , que jamas he oido, ni visto, ni mi amo me ha contado, ni en su pensamiento ha cabido, semejante aventura como esta.                                                        

Válgate mil satanases, por no maldecirte por encantador y gigante, Malambruno ¿y no hallaste otro género de castigo que dar à estas pecadoras sino el de barbarlas? …

Yo me pelaria las mías dixo Don Quijote, en tierra de Moros , si no remediase las vuestras...

Á este punto volvió de su desmayo la Trifaldi y dixo: el retintin desa promesa , valeroso caballero, en medio de mi desmayo llegó á mis oidos, y ha sido parte para que yo dél vuelva, y cobre todos mis sentidos, y así de nuevo os suplico, andante ínclito, y señor indomable, vuestra graciosa promesa se convierta en obra…

…PERO QUE LO SUFRA POR QUITAR LAS BARBAS Á DUEÑAS.

Aquí del Rey, otra vez replicó Sancho, quando esta caridad se hiciera por algunas doncellas recogidas, ó por algunas niñas de la doctrina, pudiera el hombre aventurarse á qualquier trabajo; pero que lo sufra por quitar las barba á dueñas, ¡ mal año! mas que las viese yo á todas con barbas, desde la mayor hasta la menor, y de la mas melindrosa hasta la mas repulgada.

Mal estais con las dueñas, Sancho amigo dixo la Duquesa, pues á fe que no teneis razon, que dueñas hay en mi casa, que pueden ser exemplo de dueñas, que aquí esta mi Doña Rodriguez, que no me dexará decir otra cosa.

Mas que la diga Vuestra Excelencia, dixo Rodrigez, que Dios sabe la verdad de todo, y buenas, ó malas, barbadas ó barbilampiñas que seamos las dueñas, tambien nos parieron nuestras madres, como á las otras mugeres, y pues Dios nos echó en el mundo, él sabe para que y á su misericordia me atengo, y no á las barbas de nadie.

Ahora bien, señora Rodriguez, dixo Don Quixote, y señora Trifaldi y compañía, yo espero en el Cielo que mirará con buenos ojos vuestras cuitas, que Sancho hará lo que yo mandare, ya viniese Clavileño, y ya me viese con Malambruno, que yo sé que no habría navaja que con mas facilidad rapase á vuestras mercedes, como mi espada raparía de los hombros á Malambruno: que Dios sufre á los malos, pero no para siempre.

CLAVILEÑO ENTRARÁ EN ACCIÓN.

4.-COMENTARIO.

A través del capítulo se va describiendo el modo como el gigante Malambruno tiene determinado el logro del rasuramiento de las dueñas, y que no es otro sino que Don Quijote acompañado por su escudero, vaya a la tierra de Candaya montado sobre un caballo de madera de nombre Clavileño que vuela por los aires, y que se dirige y maneja con una simple clavija que tiene en el cuello.

El texto nos informa sobre la buena disposición de Don Quijote:»Yo me pelaria las mías, dixo Don Quijote, en tierra de Moros , si no remediase las vuestras» aludiendo a la costumbre de los moros de no raparse la barba:

«Muchos dellos no rapan las barbas, más bien las dejan crecer, y dan por razón que rapar la barba es propio de ganapanes y bellacos, y lo propio dicen del que no trae turbante».(CF.Topografía de Haedo, I, p. 154) ,y a la vez de la mala disposición de Sancho que no encuentra motivo para que él deba viajar con su amo y para ejercitar la caridad con unas dueñas, muy distinto sería: » quando esta caridad se hiciera por algunas doncellas recogidas, ó por algunas niñas de la doctrina, pudiera el hombre aventurarse á qualquier trabajo.»

LOS LLAMADOS NIÑOS DE LA DOCTRINA.

Una de las acciones benéficas más importantes llevadas a cabo por instituciones eclesiásticas en el siglo XV, XVI y siguientes, a la que alude Sancho, fue la atención a los niños y niñas huérfanos o abandonados por sus padres, bien en las puertas de los templos, bien en los tornos de órdenes religiosas.

Los conventos y hospicios de la orden franciscana, de los trinitarios,de los mercedarios, de san Juan de Dios y de otras órdenes religiosas, eran lugares en los que se acogían a estos niños llamados de la doctrina.

EN EL TORNO RECOGIENDO UN NIÑO.

La existencia de casas de la misericordia se multiplicaron habiendo alguna en la principales ciudades, siendo atendidas por órdenes religiosas, a través de las limosnas de los fieles o de fundaciones pías, o de los propios recursos de cabildos, parroquias y órdenes.

La dueña Rodriguez justifica la existencia de las dueñas recurriendo al hecho religioso de que también ellas son criaturas de Dios y por eso pueden acogerse a su misericordia, algo que nos hace pensar en que Cervantes está fundamentando en ello la dignidad e igualdad de toda persona humana, sea hombre o mujer, y cualquiera sea su profesión o linaje.

La idea en el catolicismo viene ya de San Pablo: « ya no hay judío ni griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.»(Gálatas 3:28 )y es constantemente enseñada en la tradición católica.

Don Quijote, que está dispuesto a tomar las cuitas de la Dolorida en cuenta, fundamenta su disposición en la esperanza de que eso sea la voluntad de Dios, porque de que Sancho acepte ya se encarga él como amo, señor y amigo a quien conoce. Añade como razón de su esperanza, y fundándose en numerosos textos bíblicos, que Dios sufre a los malos pero no para siempre.( Cf.Tob 14,9-11; Sab, 5,15; Mt 25,46; ) Al caso vedrían diversas parábolas evangélicas:del trigo, la zizaña la red barredera,de las diez minas, diez vírgenes y talentos, etc.

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CAP VIII. I LA ESPANTABLE AVENTURA DE LOS MOLINOS DE VIENTO,

elcuradellugar.

ES MUY IMPORTANTE LEER LOS COMENTARIOS DE LOS CAPITULOS, EN ELLOS SE ENCUENTRA EL ASPECTO RELIGIOSO DEL QUJOTE.

 

Anuncios