Etiquetas

CAPITULO LIII.Del fatigado fin y remate, que tuvo el Gobierno de Sancho Panza.

 1.-NÚMERO 163.

2.-LOCALIZACION Cap. 53. Parte II. Pag 164 a 170 T.IV

3.-TEXTO.

4.-COMENTARIO.

 3.-TEXTO.

 «Pensar que en esta vida las cosas della han de durar siempre en un estado es pensar en lo excusado; ántes parece que ella anda todo en redondo, digo á la redonda. La primavera sigue al verano, el verano al estio, el estio al otoño, y el otoño al invierno, y el invierno á la primavera , y así torna á andarse el tiempo con esta rueda continua.

Sola la vida humana corre á su fin ligera, mas que el tiempo, sin esperar renovarse, sino es la otra que no tiene términos que la limiten. Esto dice Cide Hamete, Filósofo mahomético, porque esto de entender la ligereza , é inestabilidad de la vida, y la duración de la eterna que se espera, muchos sin luz de la fe , sino con la luz natural, lo han entendido.

Pero aquí nuestro autor lo dice por la presteza con que se acabó …el humo y la sombra del Gobierno de Sancho, el qual estando la séptima noche de los dias de su Gobierno en su cama,…oyó tan gran ruido de campanas y de voces, que no parecía sino que toda la Ínsula se hundia …y levantándose en pie, se puso unas chinelas…salió á la puerta de su aposento á tiempo quando vió venir por unos corredores mas de veinte personas con hachas encendidas en las manos, y con las espadas desenvainadas, gritando todos á grandes voces: ármese luego Vuestra Señoría, si no quiere perderse y que toda esta Insula se pierda.

¿Que me tengo de armar respondió Sancho, ni que sé yo de armas ni de socorros?

Estas cosas mejor será dexarlas para mi amo Don Quixote, que en dos paletas las despachará y pondrá en cobro, que yo, pecador fuí á Dios, no se me entiende nada destas priesas.

Ha, señor Gobernador,dixo otro ¿que relente es ese? ármese vuesa merced,…y al momento le truxeron dos paveses , que venian proveidos dellos…

Quedó como galápago, encerrado y cubierto con sus conchas,…y no por verle caido aquella gente burladora le tuvieron compasión alguna; àntes apagando las antorchas, tornaron á reforzar las voces y …pasando por encima del pobre Sancho, dándole infinitas cuchilladas sobre los paveses, que si él no se recogiera y encogiera metiendo la cabeza entre los paveses, lo pasara muy mal el pobre Gobernador, el qual en aquella estrecheza recogido, sudaba y trasudaba y de todo corazón se encomendaba á Dios que de aquel peligro le sacase… y decía entre sí: «¡ó si mi Señor fuese servido que se acabase ya de perder esta Ínsula y me viese yo ó muerto ó fuera desta grande angustia!

Oyó el Cielo su petición, y quando menos lo esperaba oyó voces que decían: vitoria, vitoria, los enemigos van de vencida: ea, señor Gobernador, levántese vuesa merced, y venga á gozar del vencimiento y á repartir los despojos que se han tomado á los enemigos por el valor dese invencible brazo…

Vistióse, en fin, y poco á poco, porque estaba molido, y no podía ir mucho á mucho, se fué á la caballeriza, siguiéndole todos los que allí se hallaban, y llegándose al rucio le abrazó y le dio un beso de paz en la frente, y no sin lágrimas en los ojos le dixo:

venid vos acá, compañero mio, y amigo mio, y conllevador de mis trabajos y miserias, quando yo me avenia con vos, y no tenia otros pensamientos que los que me daban los cuidados de remendar vuestros aparejos, y de sustentar vuestro corpezuelo , dichosas eran mis horas, mis días y mis años ; pero despues que os dexé y me subí sobre las torres de la ambicion y de la soberbia, se me han entrado por el alma adentro mil miserias, mil trabajos y quatro mil desasosiegos…

Vuesas mercedes se queden con Dios y digan al Duque mi señor que desnudo nací, desnudo me hallo :

No ha de ser así, señor Gobernador, dixo el Doctor Recio, que yo le daré á vuesa merced una bebida contra caidas y molimientos … y en lo de la comida, yo prometo á vuesa merced de enmendarme, dexándole comer abundantemente de todo aquello que quisiere.

Tarde piache, respondió Sancho…. No son estas burlas para dos veces. Por Dios que así me quede en este, ni admita otro Gobierno, aunque me le diesen entre dos platos como volar al cielo sin alas ..

Quédense en esta caballeriza las alas de la hormiga, que me levantaron en el ayre para que me comiesen vencejos y otros páxaros, y volvámonos á andar por el suelo con pie llano..

Á lo que el mayordomo dixo: pero ya se sabe que todo Gobernador está obli gadoantes que se ausente de la parte donde ha gobernado, dar primero residencia : déla vuesa merced de los diez días que ha que tiene el Gobierno, y váyase á la paz de Dios.

Nadie me la puede pedir, respondió Sancho,si no es quien ordenare el Duque mi señor: yo voy á verme con él, y á él se la daré de molde ; quanto mas que saliendo yo desnudo, como salgo, no es menester otra señal para dar á entender que he gobernado como un Ángel.

Par Dios que tiene razón el gran Sancho, dixo el doctor Recio, y que soy de parecer que le dexemos ir, porque el Duque ha de gustar infinito de verle.»

4.-COMENTARIO.

Con la frase : »ántes parece que ella anda todo en redondo, digo á la redonda.», no está aludiendo el autor a la idea del eterno retorno, sino al acontecer natural de las estaciones de las que hace mención de cinco, en lugar de las cuatro astronómicas, fijándose más bien en una división procedente de las labores agrícolas.

El autor no sólo proclama la temporalidad de la vida presente sino también la eternidad de la futura, afirmando que esta verdad está al alcance de la razón humana, sin que sea necesario recurrir a la revelación, aunque afirma que a lo que se está refiriendo es a la ligereza con que pasó el gobierno de Sancho, utilizando para ello una imagen bíblica: « sombra y humo» ( Salmo 101, 4)

La expresiónque yo, pecador fuí á Dios,» implica su incapacidad para enfrentarse a la situación que considera propia para su amo.

y de todo corazón se encomendaba a Dios que de aquel peligro le sacase… y decía entre sí: «¡ó si mi Señor fuese servido que se acabase ya de perder esta Ínsula y me viese yo ó muerto ó fuera desta grande angustia! Oyó el Cielo su petición,..»

Sancho termina por culparse considerando que sus desdichas son fruto de su ambición y soberbia, v a recordar después el dicho que anteriomente habia mencionado que para su mal le nacieron alas a la hormiga.

La frase:»desnudo nací, desnudo me hallo» puede tener como referente a Job (1:21), “Y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá.»Este salir desnudo le asegura que ha gobernado tan bien como si hubiera sido un «Ángel.»

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: CITAS DEL NUEVO TESTAMENTO EN EL QUIJOTE.

 ES IPORTANTE LEER LOS COMENTARIOS, PORQUE EN ELLOS SE SUBRAYAN LOS ASPECTOS REIGIOSOS DEL CAPÍTULO.

 elcuradellugar.

 

 

Anuncios