Etiquetas

DON QUIJOTE ENTRANDO EN BARCELONA.

CAPITULO LXII.-Que trata de la aventura de la cabeza encantada, con otras niñerías, que no pueden dexar de contarse.

1.-NÚMERO 175.

2.-LOCALIZACIÓN .Cap.62. P.II.

3.-TEXTO.

4.- COMENTARIO.

 COMIENDO EN CASA DE DON ANTONIO MORENO.

3.- TEXTO .

«Don Antonio Moreno se llamaba el huésped de Don Quixote, caballero rico y discre- to, y amigo de holgarse á lo honesto y afable, el qual viendo en su casa á Don Quixote, andaba buscando modos como sin su perjuicio sacase á plaza sus locuras, porque no son burlas las que duelen, ni hay pasatiempos que valgan, si son con daño de tercero..

.Comieron aquel dia con Don Antonio algunos de sus amigos,…Estando á la mesa, dixo Don Antonio á Sancho: acá tenemos noticia, buen Sancho, que sois tan amigo de manjar blanco y de albondiguillas , que si os sobran las guardais en el seno para el otro día.

.No, señor, no es así, respondió Sancho, porque tengo mas de limpio que de goloso , y mi señor Don Quixote, que está delante, sabe bien que con un puño de bellotas ó de nueces nos solemos pasar entrambos ocho días: verdad es que si tal vez me sucede que me den la vaquilla, corro con la soguilla, quiero decir , que como lo que me dan y uso de los tiempos como los hallo; y quienquiera que hubiere dicho que yo soy comedor aventajado y no limpio, téngase por dicho que no acierta, y de otra manera dixera esto si no mirara á las barbas honradas que estan á la mesa .

Por cierto,dixo Don Quijote,que la parsimonia y limpieza con que Sancho come se puede escribir y grabar en láminas de bronce, para que quede en memoria eterna en los siglos venideros. Verdad es que quando él tiene hambre parece algo tragón, porque come apriesa y masca á dos carrillos, pero la limpieza siempre la tiene en su punto,

LA CABEZA EN LA CASA DE DON ANTONIO.

…Levantados los manteles y tomando Don Antonio por la mano á Don Quixote, se entró con él en un apartado aposento, en el qual no había otra cosa de adorno que una mesa, (y una cabeza) que semejaba ser de bronce.

Paseóse Don Antonio con Don Quixote por todo el aposento, rodeando muchas veces la mesa: despues de lo qual dixo: agora, … quiero contar á vuestra merced una de las mas raras aventuras, ó por mejor decir, novedades, que imaginarse pueden,..esta cabeza, señor Don Quixote, ha sido hecha y fabricada por uno de los mayores encantadores y hechiceros que ha tenido el mundo,…y, finalmente, la sacó con la perfeción que veremos mañana, porque los viernes está muda, y hoy, que lo es, nos ha de hacer esperar hasta mañana.

En este tiempo podrá vuestra merced prevenirse de lo que querrá preguntar, que por experiencia sé que dice verdad en quanto responde…

PASEANDO POR BARCELONA.

Aquella tarde sacaron á pasear á Don Quixote, ….Pusiéronle el balandrán, y en las espaldas sin que lo viese, le cosieron un pergamino, donde le escribieron con letras grandes: Este es Don Quixote de la Mancha.. .un castellano que leyó el rétulo de las espaldas alzó la voz, diciendo: válgate el diablo por Don Quixote de la Mancha Tú eres loco, y si lo fueras á solas y dentro de las puertas de tu locura, fuera ménos mal, pero tienes propiedad de volver locos y mentecatos á quantos te tratan y comunican: si no, mírenlo por estos señores que te acompañan. Vuélvete, mentecato, á tu casa, y mira por tu hacienda, por tu muger y tus hijos, y déxate destas vaciedades que te carcomen el seso y te desnatan el entendimiento.

.Hermano, dixo Don Antonio, seguid vuestro camino, y no deis consejos á quien no os los pide…Par diez, vuesa merced tiene razón, respondió el castellano, que aconsejar á este buen hombre es dar coces contra el aguijon; pero con todo eso, me da muy gran lástima, que el buen ingenio que dicen que tiene en todas las cosas este mentecato se le desagüe por la canal de su andante caballería: y la en hora mala que vuesa merced dixo, sea para mí y para todos mis descendientes , si de hoy más, aunque viviese más años que Matusalen, diere consejo á nadie, aunque me lo pida.

DON QUIJOTE PREGUNTA A LA CABEZA ENCANTADA EN CASA D. ANTONIO.

.»Otro día le pareció á Don Antonio ser bien hacer la experiencia de la cabeza encanta- da, y con Don Quixote, Sancho y otros dos amigos, con las dos señoras…que aquella propia noche se habían quedado con la muger de Don Antonio, se encerró en la estancia donde estaba la cabeza…

Y como las mugeres de ordinario son presurosas y amigas de saber, la primera que se llegó fué una de las dos amigas de la mujer de Don Antonio, y lo que le preguntó fue: dime, cabeza, ¿que haré yo para ser muy hermosa? Y fuele respondido: Sé muy honesta…

Llegóse luego Don Quixote y dixo: dime tú el que respondes ¿fué verdad, ó fué sueño lo que yo cuento que me pasó en la cueva de Montesinos? ¿Serán ciertos los azotes de Sancho mi escudero? ¿Tendrá efeto el desencanto de Dulcinea?

Á lo de la cueva respondieron, hay mucho que decir: de todo tiene; los azotes de Sancho irán de espacio: el desencanto de Dulcinea llegará á debida execución.

No quiero saber mas dixo Don Quixote, que como yo vea á Dulcinea desencantada, haré cuenta que vienen de golpe todas las venturas que acertare á desear…

Divulgándose por la ciudad que Don Antonio tenía en su casa una cabeza encantada, que á quantos le preguntaban respondía: temiendo no llegase á los oidos de las despiertas centinelas de nuestra Fe, habiendo declarado el caso á los señores Inquisidores, le mandaron que la deshiciese, y no pasase adelante, porque el vulgo ignorante no se escandalizase.

Dióle gana á Don Quixote de pasear la ciudad á la llana, y á pie,…

Sucedió pues, que yendo por una calle, alzó los ojos Don Quixote, y vió escrito sobre una puerta, con letras muy grandes: Aquí se imprimen libros:...

Entró dentro con todo su acompañamiento… y pasó adelante… á donde vió que estaban corrigiendo un pliego de un libro, que se intitulaba : Luz del alma, y viéndole dixo: tales libros, aunque hay muchos deste género, son los que se deben imprimir, porque son muchos los pecadores que se usan, y son menester infinitas luces para tantos deslumbrados

Pasó adelante, y vió que asimesmo estaban corrigiendo otro libro, y preguntando su título, le respondieron, que se llamaba: La segunda parte del ingenioso Hidalgo Don Quixote de la Mancha, compuesta por un tal vecino de Tordesillas.

Ya yo tengo noticia deste libro, dixo Don Quixote, y en verdad y en mi conciencia, que pensé que ya estaba quemado y hecho polvos por impertinente; pero su San Martin se le llegará, como á cada puerco: que las historias fingidas tanto tienen de buenas y deleytables, quanto se llegan á la verdad, ó á la semejanza della, y las verdaderas tanto son mejores, quanto son mas verdaderas: y diciendo esto, con muestras de despecho se salió de la imprenta…»

4.-COMENTARIO.

Don Antonio es otro de los personajes que se va a encargar como los duques de hacer burlas a costa de Don Quijote, aunque ya anticipa el autor que serán: «sin su perjuicio sacase á plaza sus locuras, porque no son burlas las que duelen, ni hay pasatiempos que valgan, si son con daño de tercero…»

El texto pone mucho énfasis en defender la limpieza y educación de Sancho en el comer, es posible que Cervantes quiera con ello contradecir lo dicho por el autor del Quijote de Avellaneda, que presentaba a Sancho como zafio, sucio y glotón:«¿Habéis dejado, Sancho, algún rincón desembarazado para comer estas seis pellas (albóndigas)?…, se comió las cuatro con tanta prisa y gusto como dieron señales de ello las barbas, que quedaron no poco enjabelgadas del manjar blanco; las otras dos… se las metió en el seno con intención de guardarlas para la mañana» (Avellaneda, XII).

Los consejos del castellano, más bien insultos, no dejan de ser inoportunos.

El castellano cita las palabras de Jesús a San Pablo: ¿ quien eres , Señor? y el dijo : yo soy Jesús a quien tú persigues: duro te es dar coces contra el aguijón;»( Hechos 9,5)

Como si al final reconociese la inoportunidad de sus consejos se propone no volver a darlos auqnue viviera tanto como el longevo personaje bíblico Matusalén.

La respuesta de la cabeza a la pregunta de la dama:» ¿que haré yo para ser muy hermosa? Y fuele respondido: Sé muy honesta…» está en consonancia con la afirmación de Don Quijote sobre las dos bellezas, la del cuerpo y la del alma. ( Cf.Nº 170)

DESTRUYENDO LA CABEZA PARLANTE.

La frase:»temiendo no llegase á los oidos de las despiertas centinelas de nuestra Fe,», hace sin duda referencia a los « familiares» que la Inquisición tenía en distintos lugares para que le informasen de los posibles pecados contra la fe y costumbres de los que el tribunal se ocupaba. Por esta época el Tribunal había pasado de ocuparse del juicio sobre la sinceridad de la conversión de los cristianos nuevos, al seguimiento de los acusados de innovadores, así como de los movimientos de los iluminados o dejados, posteriomente se convertiría en un tribunal, que desarrolló un férreo control del pensamiento y vida de los españoles.

El alcance de la Inquisición en la època, habia llegado a los más distintos aspectos de la vida, ocupándose, no sólo de asuntos de la fe, sino también de las costumbres, y en este caso de instru- mentos de entretenimiento.

DE LA CASA MUSEO DE MIGUEL DE CERVANTES EN ALCALÁ DE HENARES.

El libro Luz del alma: «Luz del alma christiana contra la ceguedad, etc., de fray Felipe de Meneses; la prim. edic. es de Valladolid, 1554. parece se encontraba entre los libros de la biblioteca de Cervantes.Del mismo se hicieron cuantro edicciones entre 1554 y 1556.

El libro de Fray Meneses podríamos incluirlo dentro de los Catecismos, o Doctrinas que tanto abundaron en el siglo XVI, signo de que la Iglesia se encontraba en una época crítica, plan- teándose su propia identidad.

No hace falta recordar que tal planteamiento está presente en la Reforma de Lutero, en el pensamiento de Erasmo, pero también en numerosos autores de nuestro siglo de oro que, como ya hemos indicado desde el punto de vista religioso, fue una época de renovación y reforma.

Uno de los motivos de la publicación de tales Catecismos es la ignoracia que el pueblo cris- tiano tenía de la verdades de la fe.

CASA NATAL DE SAN JUAN DE ÁVILA EN ALMODOVAR DEL CAMPO.

San Juan de Avila entre los remedios que apunta en su Tratado: Causas y remedios de las herejías» enumera las siguientes: Enseñanza de la Doctrina: Catequesis para niños. Libros y escuelas para niños.Educación de niños pobres, huérfanos y perdidos.Catequesis para niñas: Niñas huérfanas y desamparadas. Catecismo menor para el pueblo. Catequesis de la gente del vulgo, y en especial de los campesinos.Escuelas nocturnas. Lección de buenos libros. Catecismo mayor para adultos en lengua vulgar….»(Cf. O.C. T. VI, pags 145-159)

YA HAN FLORECIDO LAS GRANADAS

LO MEJOR DEL EPISTOLARIO DE SAN JUAN DE ÁVILA. SELECCIÓN ESAÚ DE MARÍA DÍAZ RAMÍREZ.

La temática del libro de Fray Felipe nos muestra su naturaleza. Trata de los artículos de la fe,después de los mandamientos de la ley de Dios, de los mandamientos de la Iglesia, de los pecados mortales, de los enemigos del alma, mundo, demonio y carne, obras de misericordia; sigue posteriomente estudiando los medios dados por Dios para cumplir sus mandamientos: sacramen- tos, virtudes teologales, cardinales, morales, dones del Espíritu Santo y como final un estudio sobre la oración, sus clases, formas de orar , comentando un conjunto de oraciones vocales como el Padrenuestro, el Avemaría y la oración de los santos.

DON QUIJOTE EN BARCELONA PASA A UNA LIBRERÍA.

En su introducción se detiene el autor en hacer un amargo juicio sobre la ignorancia en la nación española, su ceguera en materia religiosa y la inmoralidad de sus costumbres. ( Cf. Marcel Bataillón : Erasmo y España . Fondo de Cultura Económica México- Madrid- Buenos Aires. 1983) .

En una época en la que los libros de caballeria estaban en declive y en cambio abundaban los libros espirituales:»aunque hay muchos deste género, son los que se deben imprimir, porque son muchos los pecadores que se usan,» este texto de Cervantes no parece reprobar la abundancia de tales libros sino más bien la conveniencia de ellos.

En varias ocasiones de esta segunda parte, se ha hecho mención al falso Quijote, siempre con juicios peyorativos, en este caso ya vemos el dicho que le aplica: «pero su San Martin se le llegará, como á cada puerco:»

La realidad y la verdad es propuesta por Cervantes como el factor fundamental de la historia ( Cf.. Nº 74)

QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL  BLOG: HISTORIA DE CIUDAD REAL.

elcuradellugar.

.

 

 

 

Anuncios