Etiquetas

 

LA ORACIÓN EN EL QUIJOTE.TEXTOS COMENTADOS.

Como indica el título el tema de la oración en el Quijote, lo vamos a desarrollar poniendo algunos de los muchos textos que en esta materia aparecen en el Quijote, lo que quiere decir que los puestos no agotan esta materia.

Advertimos, a su vez, que los textos escogidos lo son de un facsímil de la obra cervantina, por lo que su ortografía no coincide con la del castellano actual.

DON QUIXOTE VELANDO ARMAS ANTES DE SER ARMADO CABALLERO.

 TEXTO 1.-

“Todo se lo creyó Don Quixote, y dixo que él estaba allí pronto para obedecer, y que concluyese con la mayor brevedad que pudiese…Advertido…desto el Castellano, truxo luego un libro donde asentaba la paja y cebada que daba á los arrieros, y con un cabo de vela que le traia un muchacho, con las dos ya dichas doncellas, se vino á donde Don Quixote estaba, al qual mandó hincar de rodillas, y leyendo en su manual, como que decía alguna devota oración, en mitad de la leyenda alzó la mano, y dióle sobre el cuello un buen golpe, y tras él con su mesma espada un gentil espaldarazo ( siempre murmurando entre dientes , como que rezaba ) Hecho esto, mandó á una de aquellas damas, que le ciñesen la espada…Al ceñirle la espada dixo la buena señora: Dios haga á vuestra merced muy venturoso caballero, y le dé ventura en lides...y la otra le calzó la espuela, con la qual le pasó el mismo coloquio, que con la de la espada…

            Hechas de galope y apriesa las hasta allí nunca vistas ceremonias, no vió la hora Don Quixote de verse á caballo, y salir buscando las aventuras…”( Cap. 3.- Parte 1ª.). (El capítulo habla de cómo D. Quixote fue armado caballero).

 DON QUIXOTE ES ARMADO CABALLERO.

COMENTARIO.

 Resulta ocioso decir que Cervantes está parodiando un Ritual religioso: D. Quijote, velando sus armas en la pila como si se tratara de un altar, luego, puesto de rodillas ante el ventero, éste recitando y musitando oraciones , dando una pescozada en la cara y en el hombro que recuerda las palmadas de los ritos de la Confirmación y Ordenación Sacerdotal… «…las hasta allí nunca vistas ceremonias,» tenían en la época un Ritual bien fijado para armar caballeros.(Cf. Libro del Orden de Caballería de Llull» Lucia Megias 1990) quien describe cada uno de los pasos para armar a uno caballero.(Cf. También : Partidas,II, XIV,21).

 

SANCHO Y SU MUJER, TERESA PANZA, DE SOLTERA TERESA CASCAJO.

TEXTO 2.-

  “De esa manera, respondió Sancho Panza,, si yo fuese Rey por algún milagro de los que vuestra merced dice, por lo menos Juana Gutiérrez , mi oislo, vendría á ser Reyna, y mis hijos Infantes.

Pues ¿quién lo duda?, respondió Don Quixote. Yo lo dudo , replicó Sancho Panza, porque tengo para mí, que aunque lloviese Dios Reynos sobre la tierra, ninguno, asentaría bien sobre la cabeza de Mari Gutierrez. Sepa, señor, que no vale dos maravedis para Reyna, Condesa le caerá mejor, y aun Dios y ayuda.   Encomiéndalo tú á Dios, Sancho, respondió Don Quixote, que él le dará lo que mas convenga; pero no apoques tu ánimo tanto, que te vengas á contentar con ménos que con ser Adelantado.” ( Cap. VII. 1 parte).El capítulo habla de los tratos entre don Quixote y Sancho.

ENCOMÍENDALO TÚ A DIOS…

 COMENTARIO.

 Sancho minusvalora a su mujer, en este caso porque « aunque lloviese Dios Reynos sobre la tierra,ninguno, asentaría bien sobre la cabeza de Mari Gutierrez», Don Quijote ofrece a Sancho la oración como remedio cuando le dice: Encomiéndalo tú á Dios, Sancho… que él le dará lo que mas convenga.

 

JUAN HALDUDO GOLPEA A ANDRES SU CRIADO A LA VISTA DE D. QUIXOTE QUE DA GRACIAS AL CIELO …

 TEXTO 3.-

 «La del alva sería, quando Don Quixote salió de la venta …no había andado mucho, quando le pareció …salían unas voces delicadas como de persona que se quexaba. Y apénas las huvo oido , quando dixo: gracias doy al cielo por la merced que me hace, pues tan presto me pone ocasiones delante, donde yo pueda cumplir con lo que debo á mi profesión y donde pueda coger el fruto de mis buenos deseos: estas voces sin duda son de algun menesteroso ó menesterosa que ha menester mi ayuda…( Cap. IV.Parte, 1ª)( El texto del capítulo habla de la ayuda que D.j Quixote prestó a un mozo de mulas a quien estaba vapuleando su amo).

 COMENTARIO.

 El texto comienza con una acción de gracias a Dios por parte de Don Quijote: «por la merced que me hace, pues tan presto me pone ocasiones delante, donde yo pueda cumplir con lo que debo á mi profesión y donde pueda coger el fruto de mis buenos deseos».

Da por hecho que las voces proceden de algún menesteroso que necesita su ayuda; el menesteroso es el joven que está siendo azotado por su amo, acompañando cada azote con una reprimenda verbal.

TEXTO 4.-

  «Ya en este tiempo se había levantado Sancho Panza algo maltratado de los mozos de los frayles, y habia estado atento á la batalla de su señor, y rogaba á Dios en su corazon, fuese servido de darle victoria , y que en ella ganase alguna Insula de donde le hiciese gobernador, como se lo había prometido .Viendo pues ya acabada la pendencia, y que su amo volvia á subir sobre Rocinante, llegó á tenerle el estribo, y ántes que subiese, se hincó de rodillas, y asiéndole de la mano, se la besó y le dixo: sea vuestra merced servido, señor Don Quixote mio, de darme el gobierno de la Ínsula que en esta rigurosa pendencia se ha ganado…

Calla, amigo, respondió Don Quixote, que mayores secretos pienso enseñarte, y mayores mercedes hacerte: y por agora, curémonos, que la oreja me duele mas de lo que yo quisiera.

            Sacó Sancho de las alforjas hilas y ungüento mas quando D. Quixote llegó á ver rota su celada, pensó perder el juicio, y puesta la mano en la espada, y alzando los ojos al cielo dixo: yo hago juramento al Criador de todas las cosas, y á los santos quatro Evangelios, donde mas largamente estan escritos, de hacer la vida que hizo el grande Marques de Mantua quando juró de vengar la muerte de su sobrino Valdovinos: que fué de no comer pan á manteles, ni con su muger folgar…hasta tomar venganza del que tal desaguisado me fizo.( Cap.X. Parte 1ª.)( El capítulo todo el habla de la conversación tras la victoria alcanzada ante el vizcaíno)

COMENTARIO.

 Sancho tiene «in mente» la promesa que Don Quijote le ha hecho de hacerlo Gobernador. Por eso ruega a Dios en silencio: 1.- «fuese servido de darle victoria», y 2.- «y que en ella ganase alguna Insula de donde le hiciese gobernador, como se lo había prometido».

Viendo Sancho que la primera parte de su oración ha sido escuchada, considera que también lo debe haber sido la segunda.

Acabada la pendencia, se llegó a tenerle el estribo, puesto de rodillas, y a besarle la mano, todo ello en señal de vasallaje, y considera que es ese el momento de decirle: «sea vuestra merced servido, señor Don Quixote mio, de darme el gobierno de la Ínsula que en esta rigurosa pendencia se ha ganado…».

Sancho da por hecho que la Insula se ha ganado y seguramente no sólo por obra de Don Quijote sino por la ayuda que Dios le ha prestado gracias a su oración.

A pesar de la victoria, d. Quixote ha recibido una herida y es por lo que hacer el siguiente juramento: «y puesta la mano en la espada», como si fuera una cruz «y alzando los ojos al cielo dixo: yo hago juramento al Criador de todas las cosas, y á los santos quatro Evangelios», añade como coletilla «donde mas largamente están escritos», al uso de lo que solían utilizar los escribanos cuando se trataba de documentos que necesitaban reforzar con un nuevo testimonio.

 LOS RUIDOSOS GOLPES DE LOS MAZOS EN LOS   BATANES.

TEXTO.-5.

 “Viendo Sancho Panza la última resolución de su amo , determinó aprovecharse de su industria…y así, quando apretaba las cinchas al caballo… ató con el cabestro de su asno ambos pies a Rocinante, de manera que quando Don Quixote quiso partir , no pudo porque el caballo no se podía mover sino á saltos .Viendo Sancho Panza el buen resultado de su embuste, dixo: ea señor,que el cielo conmovido de mis lágrimas y plegarias, ha ordenado que no se pueda mover Rocinante, y si vos quereis porfiar y espolear y dalle, será enojar á la fortuna, y dar coces, como dicen, contra el aguijon. …En estos coloquios y otros semejantes pasáron la noche amo y mozo; mas viendo Sancho, que á mas andar se venia la mañana, con mucho tiento desligó á Rocinante y se ató los calzones.Como Rocinante se vió libre…comenzó á dar manotadas…

Viendo pues Don Quixote que ya Rocinante se movía, ….y tornando á despedirse de Sancho le mandó que allí le aguardase tres dias y que si al cabo dellos no hubiese vuelto, tuviese por cierto que Dios habia sido servido de que en aquella peligrosa aventura se le acabasen sus dias…pero que si Dios le sacaba de aquel peligro, sano y salvo y sin cautela, se podía tener por muy mas que cierta la prometida Insula.

            De nuevo tornó á llorar Sancho…Destas lágrimas y determinación tan honrada de Sancho Panza, saca el autor de esta historia que debía de ser biennacido, y por lo ménos christiano viejo…( Cf, Cap.XX. Parte 1ª).( El texto forma parte de la aventura de los batanes que cuenta el cap. XX)

 COMENTARIO.

 Las connotaciones religiosas del texto son variadas. La estratagema que ha buscado Sancho, la atribuye a que su oración ha sido escuchada y vuelve a pedir a Don Quijote que desista de su intención, dejándolo todo hasta que amanezca, de lo contrario no haría sino «dar coces contra el aguijon». (cf. Hechos, 9, 5 «Durum est tibi contra stimulum calcitrare». «Duro será para tí dar coces contra el aguijón»).

Dos cosas deduce el autor, acerca de Sancho, viendo su actitud, la una que tenía que ser «bien nacido», es decir tener limpieza de sangre, la otra, por «lo menos christiano viejo».

En realidad el tema era uno solo, no era más que el de la « limpieza de sangre» no dos , el otro tema que el mismo autor plantea cuando dice de Sancho que sería «al menos christiano viejo» no era distinto, o se era cristiano nuevo, es decir converso de origen judío o morisco, o se era cristiano viejo y por lo tanto no afecto al Estatuto de limpieza de sangre; ciertos cristianos, especialmente labradores, esgrimían, su condición de cristianos viejos como si eso supusiera ya en sí mismo un linaje especial y cierta nobleza.

TEXTO 6.-

 Ea pues, manos a la obra, venid á mi memoria cosas de Amadis, y enseñazme por donde tengo que comenzar á imitaros; mas ya sé que lo que él hizo fué rezar, y así lo haré yo: y sirviéronle de rosario unas agallas grandes de un alcornoque, que ensartó, de que hizo un diez,…( Cf. Cap.XXVI . Parte 1ª). (El texto se refiere a las penitencias que de enamorado hizo d, Quixote en Sierra Morena).

 AMADIS DE GAULA.

COMENTARIO.

El texto que comentamos apareció en la segunda edición, pues en la primera Cervantes puso un texto que podría quedar así: «¿Y que haré si no tengo rosario? En esto le vino al pensamiento cómo le haría, y fue que rasgó una gran tira de las faldas de la camisa , que andaban colgando, y diole once ñudos, el uno más gordo que los demás y esto le sirvió de rosario el tiempo que allí estuvo, donde rezó un millón de avemarías».

Cambió como se ve el material con el que hizo el rosario y por indicación de la Inquisición portuguesa suprimió lo del millón de Avemarías. El tema de los miles y millones de Avemarías y Padrenuestros ha salido varias veces, Bataillon, en su obra Erasmo y España, ve en esto un menosprecio de la oración vocal por influjo de Erasmo.

EL BACHILLER SANCHO CARRASCO.

TEXTO 7.

 «Apénas vió el Ama que Sancho Panza se encerraba con su señor, quando dió en la cuenta de sus tratos;…y tomando su manto, toda llena de congoja y pesadumbre, se fué á buscar al Bachiller Sanson Carrasco,…

Hallóle paseándose por el patio de su casa, y viéndole, se dexó caer ante sus pies,trasudando y congojosa.

Quando la vió Carrasco con muestras tan doloridas y sobresaltadas, le dixo, ¿que es esto, señora Ama? ¿que le ha acontecido, que parece que se le quiere arrancar el alma ?

No es nada, señor Sanson mío, sino que mi amo se sale, sálese sin duda.¿Y por donde se sale, señora? preguntó Sanson. ¿Hásele roto alguna parte de su cuerpo? No se sale respondió ella, sino por la puerta de su locura: quiero decir, señor Bachiller de mi ánima, que quiere salir otra vez, que con esta será la tercera,…

Pues no tenga pena respondió el Bachiller, sino váyase en hora buena á su casa, y téngame aderezado de almorzar alguna cosa caliente, y de camino vaya rezando la oración de Santa Apolonia, si es que la sabe que yo iré luego allá, y verá maravillas.

 ¡ Cuitada de mi! replicó el Ama ¿ la oración de Santa Apolonia dice vuesa merced que rece? eso fuera si mi amo lo hubiera de las muelas; pero no lo da sino de los cascos…

Yo sé lo que digo, señora ama: váyase y no se ponga á disputar conmigo, pues sabe que soy bachiller por Salamanca, que no hay mas que bachillear, respondió Carrasco

Llegó Sanson, socarron famoso, y abrazándo a D. Quixote como la vez primera, y con voz levantada, le dixo:

¡Ó flor de la andante caballería! ¡ó luz resplandeciente de las armas! ¡ó honor y espejo de la nación española! plega á Dios todo poderoso, donde mas largamente se contienen que la persona , ó personas que pusieren impedimentoy estorbaren tu tercera salida, que no la hallen en el laberinto de sus deseos,…y volviéndose al Ama le dixo: bien puede la señora Ama no rezar mas la oración de Santa Apolonia, que yo sé que es determinación precisa de las esferas que el señor Don Quixote vuelva á executar sus altos y nuevos pensamientos,…ea, señor Don Quixote mio, hermoso y bravo, ántes hoy que mañana se ponga vuesa merced y su grandeza en camino y si fuere necesidad servir a su magnificencia de escudero, lo tendré á felicísima ventura.( Cap. VII.Parte 2ª) ( El capitulo habla de la preparación de una nueva salida de D. Quixote).

 SANTA APOLONIA.

COMENTARIO.

 El ama va en busca de Sansón Carrasco que usa con ella toda su socarronería, en especial aparece ésta cuando, después de decirle que le prepare de almorzar, «vaya rezando de camino la oración de Santa Apolonia», protectora de los dolores de muelas, el ama lo entiende no como referido a las muelas del bachiller que piensa «afilárselas» con el almuerzo, sino de su amo, que no está de las muelas, sino de la cabeza.Una de las oraciones a la santa que llegó a extenderse incluso a la América hispana dice:Estaba Santa Polonia/en la puerta de su casa/la Virgen pasó y le dijo:/¿Qué haces Polonia de mi alma?/Aquí estoy Señora mía,/no duermo sino velo,/que de un dolor de muelas/dormir no puedo.

 QUIZÁS TAMBIÉN LE INTERESE DEL BLOG: APROXIMACIÓN AL ESTUDIO DE LA ÉTICA EN EL QUIJOTE.

 elcuradellugar.

 

 

           

 

Anuncios